Logran Japón y Corea del Norte acercamiento sobre japoneses secuestrados

El encuentro se produjo esta semana en Ulan Bator (Mongolia) y fue fruto de una reunión informal entre representantes de ambos Gobiernos celebrada este mes en la ciudad china de Shenyang.

Tokio

Japón y Corea del Norte han logrado un avance positivo con respecto a los ciudadanos nipones secuestrados por el régimen norcoreano, una espinosa materia que ha impedido hasta ahora que ambos países mantengan relaciones diplomáticas, informó hoy la Cancillería nipona.

El Ministerio de Asuntos Exteriores japonés explicó que los padres de Megumi Yokota, que fue secuestrada y llevada a Corea del Norte en 1977 cuando tenía 13 años, han podido reunirse por primera vez con su nieta, que vive en el país comunista.

El encuentro se produjo esta semana en Ulan Bator (Mongolia) y fue fruto de una reunión informal entre representantes de ambos Gobiernos celebrada este mes en la ciudad china de Shenyang.

De este modo, Shigeru y Sakie Yokota conocieron Kim Eun Gyong, que tiene 26 años y es hija de un hombre surcoreano que también fue secuestrado por el régimen norcoreano y Megumi Yokota, que según las autoridades norcoreanas se suicidó en 1994.

Corea del Norte admitió en 2002 haber secuestrado a varios japoneses, incluida Megumi, para asistir en labores como la formación de espías.

Dos años después envió sus supuestas cenizas a Japón, aunque los análisis realizados no confirmaron la identidad de Megumi, por lo que sus padres y el Gobierno nipón sospechan que puede seguir viva e insisten en que Corea del Norte vuelva a tratar un asunto que desde entonces ha dado por zanjado.

El asunto de los ciudadanos nipones secuestrados ha evitado que Tokio y Pyongyang normalicen sus relaciones, por lo que la Cancillería nipona considera la reunión del matrimonio Yokota con su nieta como un pequeño avance y planea solicitar la reapertura de conversaciones entre los dos Gobiernos.

La Cruz Roja japonesa y la norcoreana volverán a celebrar un nuevo encuentro en Shenyang los próximos miércoles y jueves en el que participarán representantes de los Gobiernos de ambos países.

Las conversaciones de alto nivel entre Tokio y Pyongyang permanecen suspendidas desde que el régimen norcoreano llevó a cabo en diciembre de 2012 el lanzamiento de un satélite, considerado por la comunidad internacional como una prueba encubierta de misiles balísticos.