Llegan a Holanda cuerpos de avión derribado

El rey holandés Guillermo-Alejandro, la reina Máxima y el primer ministro, Mark Rutte, así como cientos de familiares de las víctimas, recibieron los cadáveres del avión derribado en Ucrania.

Eindhoven, Holanda

El avión militar holandés con los cuerpos del vuelo 17 de Malaysia Airlines, que fue derribado al este de Ucrania, aterrizó en Eindhoven.

El rey holandés Guillermo-Alejandro, la reina Máxima y el primer ministro, Mark Rutte, así como cientos de familiares de las víctimas, recibieron los cadáveres de la víctimas.

Un Hercules C-130 holandés con 16 ataúdes siguió a un C-17 Globemaster australiano con 24 ataúdes, dijo el portavoz del gobierno holandés Lodewijk Hekking.

Las aeronaves fueron recibidas por un destacamento militar de la base aérea, que con sus unidades escoltando a ambos lados de los aviones y haciendo el saludo militar, y al igual que el resto de las personalidades asistentes a la ceremonia guardaron un minuto de silencio.

La banda militar neerlandesa hizo sonar el himno "Last Post", reglamentario de los ejércitos de los países de la Commonwealth para los fallecidos.

Allí también ondean a media asta las banderas de las nacionalidades de todas las víctimas fallecidas en el derribo del avión comercial malasio a causa del aparente lanzamiento de un misil desde el territorio de Ucrania oriental controlado por separatistas prorrusos.

El Gobierno holandés declaró un día de luto nacional en el país por la llegada de los cuerpos.

El responsable del equipo internacional a cargo de gestionar los cadáveres, el holandés Jan Tuinder, dijo que a bordo del tren había al menos 200 cuerpos, y que podrían encontrarse más restos al examinar por completo las bolsas de cadáveres.

Los restos de las víctimas, 193 de las cuales fueron holandesas, serán trasladados en los próximos días a una base militar en Hilversum.

Expertos intentarán identificar los cuerpos, un proceso que podría tomar meses.

El derribo del jueves mató a las 298 personas, que viajaban a bordo del avión de Malaysia Airlines.

Ucrania a las naciones occidentales están presionando a los rebeldes ucranianos pro rusos, que controlan la zona donde se estrelló el avión, para que permitan investigar sin restricciones el lugar. El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que emplearía su influencia con los rebeldes en este sentido.

Las autoridades estadounidenses tienen la certeza de que un misil derribó el avión, pero dicen no tener claro el papel de Rusia en el suceso.

Los restos de la aeronave cayeron en territorio controlado por los separatistas pro rusos que han estado luchando contra el gobierno de Kiev desde abril.