Llegan a Turquía los primeros combatientes kurdos iraquíes

Los milicianos, que quieren ayudar a los kurdos sirios en la ciudad de Kobane, asediada por los yihadistas del Estado Islámico, llegaron en la madrugada del miércoles al aeropuerto de Sanliurfa.
Kurdos turcos celebran y agitan la bandera del gobierno regional kurdo de Irak, mientras los peshmerga cruzan la frontera con Siria en Habur
Kurdos turcos celebran y agitan la bandera del gobierno regional kurdo de Irak, mientras los peshmerga cruzan la frontera con Siria en Habur (AFP)

Sanliurfa

Los primeros combatientes kurdos iraquíes con destino a la ciudad siria kurda de Kobane, asediada por los yihadistas, llegaron este miércoles de madrugada al aeropuerto de Sanliurfa, en el sur de Turquía, indicó a la AFP un responsable local.

Los combatientes "peshmergas", cuyo número no fue indicado, subieron de inmediato a tres autobuses en dirección a la frontera entre Turquía y Siria, a unos 50 kilómetros del aeropuerto, escoltados por cuatro vehículos blindados del ejército turco y un vehículo de policía, indicó una periodista de la AFP.

Las fuerzas de seguridad turcas cerraron de inmediato la carretera que lleva a la frontera y bloquearon a los numerosos periodistas que querían seguir al convoy. Bajo la presión de Estados Unidos, el gobierno turco autorizó la semana pasada el paso por su territorio de unos 150 combatientes de la provincia autónoma kurda de Irak.

Además del contingente que llegó a Sanliurfa, se espera la llegada a Turquía de otro convoy de unos cuarenta vehículos con armas pesadas que tiene previsto dirigirse a Kobane a través de la ciudad fronteriza turca de Silopi.

Turquía se niega a ayudar militarmente a las fuerzas kurdas sirias, que desde hace un mes defienden la ciudad de Kobane, asediada por el grupo Estado Islámico. Las autoridades turcas temen que una operación de este tipo beneficie al presidente sirio Bashar al Asad y a los kurdos sirios y turcos.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan califica de "terrorista" el Partido de la Unión Democrática (PYD), el principal partido kurdo de Siria, cuyo brazo armado lucha contra el EI. Turquía también considera "terrorista" al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que desde 1984 se opone al gobierno de Ankara.

Por su parte Estados Unidos está llevando a cabo contactos directos con el PYD y la semana pasada lanzó armas y municiones para apoyar a sus fuerzas en Kobane.

Video demuestra "perversión" de EI

Asimismo, el Pentágono dijo hoy que el video en el que el rehén británico John Cantlie explica, en medio de ruinas, que los yihadistas no han huido de la ciudad siria de Kobane demuestra la "perversión" del grupo Estado Islámico (EI).

Los militares de Estados Unidos todavía están analizando el video para determinar su autenticidad, pero, a priori, no hay pruebas de lo contrario, dijo el portavoz del Pentágono, contra-almirante John Kirby, quien fustigó el método de los yihadistas.

Kirby destacó que "una vez más queda evidente la barbarie" del EI, luego de videos difundidos tiempo atrás con ejecuciones de otros rehenes. "Se llevaron a un hombre como rehén y lo obligaron a aparecer en el vídeo. Esto demuestra su perversión", dijo.

Esa filmación, la última de una serie que exhibe al fotorreportero secuestrado el año pasado y de 43 años de edad John Cantlie, muestra al rehén en una ciudad destrozada por la guerra, presuntamente Kobane, hablando a la cámara y rechazando las afirmaciones de prensa y estadounidenses de que los "muyahidines" (combatientes islamistas) están en retirada.

Dice que se encuentra en Kobane, donde se registran duros combates. La ciudad kurda del norte de Siria es uno de los objetivos de los yihadistas para bloquear el camino hacia Turquía.

La ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) se manifestó por su parte indignada por este video. "El grupo Estado Islámico se aprovecha libremente del cautiverio de John Cantlie para alimentar su maquinaria de propaganda", sostuvo Christophe Deloire, secretario general de la asociación.