Llega primer ministro de India a Bután, su primer viaje al exterior

Los esfuerzos de la nueva administración de Modi guarda el objetivo de medir la influencia de India en la región, ofreciendo ayuda financiera y técnica, además de presentar el atractivo de ser ...

Londres

El primer ministro Narendra Modi viajó hoy al reino de Bután, en el Himalaya, su primera gira al extranjero desde que asumió el cargo hace tres semanas, con el objetivo de relanzar la política exterior de India en Asia.

Los esfuerzos de la nueva administración de Modi guarda el objetivo de medir la influencia de India en la región, ofreciendo ayuda financiera y técnica, además de presentar el atractivo de ser un mercado enorme ante la avance de China.

La pequeña nación budista, encajada en la cordillera del Himalaya entre India y China, no tiene salida al mar, y ambas superpotencias buscan tener la atención de dicho reino.

Modi, acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores Sushma Swaraj, fue recibido en el aeropuerto de Paro por el primer ministro de Bután, Tshering Tobgay y varios de sus colegas del gabinete.

Mientras que India ha estado luchando recientemente con la parálisis política y una desaceleración en su economía, China ha estado construyendo puertos en Sri Lanka, Bangladesh y es un "aliado cercano" de Pakistán.

China superó a India como el mayor inversor extranjero en Nepal en los primeros seis meses de este año.

Este domingo, Modi sentará las bases de una central hidroeléctrica en Bután e inaugurará un edificio construido por el parlamento de India, reportó el diario The Times of India.

"Bután e India comparten una relación muy especial que ha resistido la prueba del tiempo", dijo Modi antes de su partida a Thimphu, la capital del reino, que está enclavado en las montañas y durante siglos estuvo cerrada a los forasteros.

"Por lo tanto, Bután fue una elección natural para mi primera visita al extranjero", explicó el primer ministro, quien fue invitado por el rey Jigme Namgyal Wangchuck Khesar.

Se espera que las conversaciones con su homólogo de Bután, Tahering Tobgay, se centren en la mejora de la cooperación en cuanto a la energía hidroeléctrica, dado que Bután suministra una muy necesaria energía limpia a India.

A más largo plazo, el gobierno de Modi tiene como objetivo hacer de India el inversionista extranjero dominante en el sur de Asia, así como el principal proveedor de préstamos para infraestructura, de la misma forma que China lo ha hecho en Asia y en África.

"Bután es uno de nuestros socios estratégicos más importantes... Es un país muy bueno para mostrar nuestra política de buena vecindad en el sur de Asia", sostuvo Modi.