Llega cargamento de armas químicas sirias a puerto italiano

A la llegada al embarcadero de Gioia Tauro, comenzó la transferencia del armamento hacia la nave estadunidense Cape Ray para ser neutralizado.

Roma

El barco danés Ark Futura, con armas químicas sirias, arribó esta madrugada al puerto italiano de Gioia Tauro, en la sureña región de Calabria, donde inició la transferencia del cargamento a la nave estadunidense Cape Ray para que sean neutralizadas.

Las operaciones en el puerto calabrés fueron transmitidas por la televisión, mientras autoridades locales y habitantes de la zona protestaron por la decisión de permitir que los agentes químicos llegaran a Gioia Tauro.

"Nos hacen llover todo esto sobre la cabeza porque pertenecemos a una región pobre, ni siquiera nos comunicaron el contenido de la carta que acompaña el cargamento", declaró a los medios el alcalde de la vecina localidad de San Ferdinando, Domenido Madafferi.

"No tenemos ni siquiera la certeza de qué tipo de material es transportado por la nave. Hay quien habla de gas Iprite y Sarín con efectos mortales y hay hasta quien dice que el cargamento incluye armas enteras listas para ser usadas", añadió.

Según la información oficial, los agentes químicos transbordados a la Cape Ray constituyen las últimas 100 toneladas declaradas por Siria a la Agencia Internacional de Armas Químicas y serán neutralizadas en aguas internacionales usando el sistema de hidrolisis.

Las armas fueron transportadas por el Ark Futura en 78 contenedores y se prevé que el transbordo a la Cape Ray llevará entre 15 y 30 minutos por cada uno.

En Goia Tauro estaban presentes decenas agentes portuarios, mientras a bordo de la Cape Ray había 35 marines y 64 químicos especializados.

El puerto fue cerrado a otras operaciones y puesto bajo medidas de seguridad sin precedentes, con vehículos militares en tierra y naves y submarinos de la Marina Militar en las aguas, además de que fue cerrado el espacio aéreo de la zona.

Según los cálculos, las operaciones podrían concluirse antes de las 48 horas estimadas inicialmente.

Se estima que las operaciones de neutralización de los agentes químicos a bordo de la Cap Ray llevarán al menos 90 días.