Llega canciller francés a Cuba; es la primera visita en 30 años

Laurente Fabius fue recibido por su homólogo cubano Bruno Rodríguez. Es la primera vez en 30 años que un jefe de la diplomacia francesa realiza una visita a la nación caribeña.
Es la primera vez en 30 años que un jefe de la diplomacia francesa realiza una visita a la nación caribeña.
Es la primera vez en 30 años que un jefe de la diplomacia francesa realiza una visita a la nación caribeña. (AP)

El canciller de Francia, Laurent Fabius, inició el sábado una visita a Cuba en momentos en que la isla busca atraer la inversión extranjera y comenzó un acercamiento con la Unión Europea.

Es la primera vez en más de 30 años que un jefe de la diplomacia francesa realiza una visita a la nación caribeña, recordó Fabius minutos antes de reunirse con su homólogo cubano Bruno Rodríguez en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

"Francia quiere consolidar los lazos con América del Sur y en ese marco deseamos en particular estrecharlos con Cuba", expresó Fabius en unos breves momentos en que la prensa tuvo acceso al encuentro.

Por su parte, Rodríguez comentó que "hoy constatamos un desarrollo favorable de las relaciones bilaterales, me complace reiterarle nuestra disposición a continuar trabajando en aras de objetivos comunes".

La cooperación entre la Unión Europea y Cuba se suspendió en el año 2003 cuando 75 opositores cubanos fueron encarcelados. La relación se retomó en 2008 aunque quedó sujeta a la llamada "posición común" que condiciona el dialogo de la UE con La Habana a mejoras en algunos sectores, en particular en materia de derechos humanos.

En febrero la UE le dio luz verde a una apertura de conversaciones con la isla para revisar esa "posición común".

En marzo de este año Fabius recibió a su homólogo cubano en visita oficial en París.

De acuerdo con declaraciones publicadas en el sitio oficial de la cancillería francesa Fabius buscará en Cuba "promover las alianzas entre las empresas de nuestros dos países y apoyar a las sociedades francesas que deseen desarrollar proyectos o establecerse en Cuba".

Cuba acaba de votar una nueva ley de inversión extranjera con la que busca atraer capital foráneo para impulsar la agobiada economía del país.

El vicepresidente cubano Marino Murillo, afirmó ante el Parlamento cubano que la isla necesita entre dos mil millones de dólares anuales en inversión extranjera directa "para llevar adelante su modelo socioeconómico socialista, próspero y sustentable".

Alrededor de 60 empresas francesas están presentes en Cuba y entre las principales destacan el grupo Pernod-Ricard que comercializa en ron Havana Club en el mundo, los grupos Accor, Nouvelles frontières, Fram-voyages en el sector del turismo, Bouygues en obras públicas, Alcatel-Lucent en telecomunicaciones, Total y Alstom en energía y Air France en transporte, entre otros.