Llega Francisco a los 44 años de sacerdocio; los recuerda en Roma

El sumo pontifice se ordenó 4 días antes de cumplir años. 
En la plaza de San Pedro iluminaron el abeto navideño.
En la plaza de San Pedro iluminaron el abeto navideño. (Guido Montani/ EFE)

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco celebró 44 años desde que fue ordenado sacerdote jesuita, el 13 de diciembre de 1969, cuatro días antes de cumplir 33 años, una fecha que siempre ha declarado muy importante.

Jorge Mario Bergoglio fue ordenado sacerdote por el Arzobispo Emérito de Córdoba, Argentina, Ramón José Castellano, y en sus primeros años como sacerdote completó su formación como jesuita entre 1970 y 1971 en España.

Radio Vaticano rememoró esa fecha a través de los recuerdos del jesuita argentino Miguel Yáñez, actual director del departamento de Teología de la Pontifica Universidad Gregoriana y que estudió en el Colegio de San Juan y San Miguel, en Argentina, cuando Bergoglio era provincial de los jesuitas y vivía allí.

“Era una persona siempre muy cercana. Nos animaba a realizar una vida espiritual seria y compartida con nuestra comunidad de hermanos. También había tiempo para la diversión, pero sobre todo nos animaba a comunicar el evangelio a los más pobres y a ocuparnos de ellos”, explicó Yáñez a Radio Vaticano

Otros medios recuerdan algunas frases de Bergoglio, como cuando aseguró que lo que más le gusta es ser “cura” y por tanto prefiere que le llamen “padre”, según explica la página web italiana sobre información religiosa Il Sismografo.

ENCIENDEN EL ÁRBOL

El Vaticano encendió el abeto de 25 metros de altura proveniente del Estado de Baviera, Alemania, que adornará la plaza de San Pedro esta Navidad, la primera del argentino Bergoglio como Papa.

El árbol de Navidad fue encendido poco antes de las 17:20 hora local en una ceremonia en la que participó una delegación de la comunidad de peregrinos católicos bávaros que donaron el abeto, quienes fueron recibidos en una audiencia por el pontífice en el Vaticano.

El abeto, que procede de la ciudad de Waldmünchen, en la frontera de Alemania con la República Checa, mide 25 metros de altura y pesa siete toneladas.

El árbol se colocó junto al nacimiento, regalo del cardenal italiano Crescenzio Sepe y realizado por Antonio Di Tuoro.

El título escogido para el nacimiento de estas fiestas navideñas es Francisco 1223-Francisco 2013, aludiendo al primer pesebre del mundo realizado por San Francisco de Asís en el año 1223 y al Papa argentino.