Opositor venezolano se entregará el martes

En un video difundido en internet el dirigente opositor Leopoldo López  anunció que se entregará a las autoridades el 18 de febrero.
Manifestante venezolano
Manifestante venezolano (Reuters)

Venezuela

El dirigente opositor Leopoldo López, quien tiene una orden de captura en su contra, anunció en un video difundido el domingo en Internet que se entregará a las autoridades el 18 de febrero después de una marcha en la capital, mientras el presidente Nicolás Maduro lo exhortó a aceptar una mediación de la Fiscalía para entregarse de manera segura.

López, dirigente del partido opositor Voluntad Popular, es buscado por las autoridades por su presunta responsabilidad en los hechos de violencia que han ocurrido en el país en los últimos días.

En el video que se difundió en su cuenta de Twitter, el dirigente opositor convocó a los venezolanos a marchar el martes hacia la sede del Ministerio de Relaciones Interiores, donde entregará peticiones para exigir que se investiguen los sucesos del 12 de febrero y se libere a los detenidos por las protestas de ese día. Dijo que tras la marcha se entregará a las autoridades.

"Se ha dicho durante los últimos días que me quieren ver preso. Allí estaré para dar la cara; yo no tengo nada que temer. No he cometido ningún delito. He sido un venezolano comprometido con nuestro país, con nuestro pueblo, con la Constitución y con nuestro futuro. Si hay alguna decisión de ilegalmente meterme preso, pues allí estaré para asumir esa persecución, y esa decisión infame por parte del Estado", manifestó el dirigente desde la clandestinidad. El video, aseveró en su cuenta de Twitter, fue grabado la noche del sábado.

"Sigo en Venezuela y seguiré dando la lucha", indicó López sin ofrecer mayores detalles, y solo agregó que se ha tomado "unos días para pensar y compartir con mi familia".

Maduro exhortó el domingo a López a aceptar una "mediación de buenos oficios" de la fiscalía para su entrega para que "no haya show, para que haya seguridad".

El gobernante denunció en un discurso en cadena de radio y televisión que habría sectores de la "ultraderecha" que estarían buscando a López para "acabar con su vida" y provocar una crisis política en el país.

Maduro dijo que Estados Unidos está detrás de las acciones de los grupos de ultraderecha, pero no ofreció detalles.

El gobernante consideró "insolencias" las expresiones realizadas la víspera por el secretario de Estado norteamericano John Kerry sobre la situación en Venezuela y afirmó que un alto funcionario estadounidense le notificó al embajador de Venezuela en la ONU, Roy Chaderton, "exigencias" de que el gobierno debería dialogar con la oposición y detener las medidas judiciales contra López.

Maduro dijo que un funcionario identificado como Alex Lee, subsecretario adjunto para Sudamérica del Departamento del Estado, le transmitió a Chaderton el mensaje de que "el arresto de López podría causar muchas consecuencias negativas con sus ramificaciones internacionales".

"Estas son exigencias inaceptables, insolentes. Mandé a responder diplomáticamente", indicó Maduro sin ofrecer detalles.

"En Venezuela estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en defensa de la democracia", dijo el gobernante al asegurar que "yo no recibo órdenes de nadie en este mundo".

Kerry, se manifestó la víspera "muy preocupado" por las tensiones y la violencia que se viven en Venezuela y particularmente "alarmado" por las informaciones sobre detenciones de manifestantes y la orden de arresto contra López.

Las viviendas de López y de sus padres fueron allanadas la madrugada del domingo por miembros de la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM) y de la Guardia Nacional.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres, confirmó el domingo que López tiene una orden de captura y exhortó al dirigente a entregarse. "Él tiene sus derechos garantizados como un ciudadano más de este país", dijo Rodríguez Torres a la televisora estatal.

El ministro responsabilizó a Voluntad Popular de los incidentes violentos que se han presentado en los últimos días en Caracas y otras ciudades del país.

Por quinto día consecutivo, varios miles de jóvenes realizaron domingo una concentración y una marcha en el este de la capital, que se desarrollaron de manera pacífica.

Las protestas comenzaron el 12 de febrero, cuando varios miles de opositores salieron a marchar contra el gobierno. Luego de la manifestación se registraron violentos incidentes en el centro de la capital que dejaron tres muertos y 66 lesionados.

Maduro arremetió el sábado contra López durante una concentración oficialista en el centro de Caracas. Sin mencionar su nombre, el mandatario dijo "cobarde fascista, entrégate que te estamos buscando".

El gobernante también responsabilizó al expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, de "estar detrás de todos esos movimientos violentos que se desarrollan en Venezuela", agregando: "Quiero decirles a los locos fascistas que Maduro no va a renunciar".

La abrió el año pasado dos procesos contra López, de 42 años, por la supuesta malversación de una partida presupuestaria cuando era alcalde de un municipio capitalino hace 12 años y por presuntas irregularidades en dos donaciones de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) en 1998 a la asociación civil Primero Justicia, que tiempo después se transformó en un partido.

Por este último caso también fue imputada la madre del dirigente, Antonietta Mendoza de López, quien era gerente de comunicaciones de PDVSA en el momento de las donaciones.