Líder independentista catalán compara políticas de Rajoy con el franquismo

"Nos dicen que tenemos una magnífica democracia y acaban poniendo querellas a quien pone urnas. Esto tiene claras reminiscencias del ideario de Franco", aseguró Francesc Homs, respecto a la ...
Francesc Homs, dirigente del partido nacionalista conservador catalán Convergència Democràtica de Catalunya, en una foto de archivo
Francesc Homs, dirigente del partido nacionalista conservador catalán Convergència Democràtica de Catalunya, en una foto de archivo (Archivo/ El Mundo)

Barcelona

Uno de los líderes del partido del presidente independentista catalán, Artur Mas, aseguró hoy que algunas políticas del gobierno español de Mariano Rajoy recuerdan a la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), de cuya muerte se cumplen 40 años.

"Nos dicen que tenemos una magnífica democracia y acaban poniendo querellas a quien pone urnas. Esto tiene claras reminiscencias del ideario de Franco", aseguró Francesc Homs, ex portavoz del gobierno regional y hombre de confianza de Artur Mas.

Homs se refería a la querella interpuesta por la fiscalía general del Estado contra Artur Mas y dos miembros de su gobierno por impulsar el 9 de noviembre de 2014 una consulta simbólica sobre la independencia prohibida por la justicia española.

Los tres fueron imputados y declararon en octubre ante un juez de Barcelona por un presunto delito de desobediencia al organizar esta votación en la que casi 1.9 millones de personas, de un censo aproximado de seis millones, apostaron por la secesión de esta región del noreste de España.

"Hay ciertos comportamientos políticos que, vestidos de legalidad y ciertas maneras, no van mucho más allá del franquismo", aseguró Homs durante una visita a un refugio en Barcelona utilizado durante los bombardeos de las tropas franquistas durante la guerra civil (1936-1939).

Con la ayuda de la Alemania de Adolf Hitler y la Italia de Mussolini, Franco ganó esa guerra iniciada con un golpe de Estado e instauró una larga dictadura marcada por una fuerte represión contra los nacionalismos. En Cataluña eliminó el gobierno regional y prohibió el uso público del catalán.

Su muerte el 20 de noviembre de 1975 dio paso a un proceso de transición hacia la democracia que permitieron a la región recuperar sus instituciones de autogobierno y terminar con la prohibición del idioma.