Líder de Ucrania dice a EU que separatistas pro-rusos continúan ataques

Peter Poroshenko, presidente ucraniano. denuncia que a pesar de la declaración unilateral de alto el fuego siguen los combates y el vicepresidente estadunidense Biden advierte a Moscú de nuevas ...
Policías ucranianos guardan la entrada de Pechersk Lavra, un complejo de monasterios y catedrales ortodoxos en Kiev
Policías ucranianos guardan la entrada de Pechersk Lavra, un complejo de monasterios y catedrales ortodoxos en Kiev (AFP)

Washington, Kiev

Los separatistas del este de Ucrania continúan lanzando ataques, respaldados por Rusia, a pesar de la declaración unilateral de alto al fuego efectuada por Kiev, dijo este domingo el jefe de Estado ucraniano Peter Poroshenko al vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden. Poroshenko ordenó el viernes a sus fuerzas cesar los combates durante una semana como parte de un plan más amplio de paz destinado a poner fin al peor enfrentamiento este-oeste desde la guerra fría centrado en la antigua república de la ex Unión Soviética, dijo la Casa Blanca.

Sin embargo, en una llamada telefónica el domingo, Poroshenko informó a Biden que "los separatistas respaldados por Rusia continuaron atacando a las fuerzas ucranianas, incluso con el uso de artillería, tras la declaración de alto el fuego", señaló la presidencia estadunidense en un comunicado. Biden apoyó la actitud de las autoridades ucranianas de decretar un cese al fuego unilateral pero "afirmó que los líderes separatistas se negaron a asumir una actitud equivalente", agregó el texto.

En una advertencia al Kremlin, Biden dijo que Washington estaba "trabajando estrechamente con sus socios en el G7 para preparar nuevas sanciones económicas contra Rusia si Moscú no actúa (...) para detener el flujo de armas y militantes a través de la frontera y utilizar su influencia para llamar públicamente a los separatistas a que depongan las armas".

El contacto entre Poroshenko y Biden se produjo luego que el presidente ucraniano y su par ruso Vladimir Putin llamaran a la apertura de un diálogo y los líderes de la autoproclamada República de Donetsk reafirmaran que no reconocían el cese al fuego unilateral declarado por los militares ucranianos. El jefe del Kremlin ha estado enviando señales confusas a Kiev, incluyendo la emisión de una sorpresiva orden, el sábado, de mantener "en alerta total de combate" a las fuerzas rusas desde el Volga hasta Siberia occidental.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "felicitó" a Poroshenko, por su propuesta de paz y "expresó la esperanza de que ese plan reduzca la violencia y las tensiones en el este de Ucrania", indicó el domingo la ONU. Durante una conversación telefónica el sábado con el presidente ucraniano, Ban también reiteró "el compromiso de Naciones Unidas para ayudar a resolver la crisis en el este de Ucrania".

También evocó con Poroshenko la situación humanitaria en el país y reafirmó la voluntad de la ONU de colaborar con el gobierno ucraniano para ayudar a las personas desplazadas por la crisis, agrega el comunicado de la ONU.

El plan de paz incluye una zona tapón de diez km en la frontera entre Ucrania y Rusia y un corredor para los combatientes rusos que les permita regresar a su país una vez que depongan las armas. Estipula asimismo el fin de "la ocupación ilegal" de edificios de la administración regional de Donetsk y Lugansk controlados por los rebeldes y la rápida organización de elecciones locales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó el domingo su apoyo al plan de paz pero demandó a Kiev que ponga fin a las operaciones de sus Fuerzas Armadas en el este. Putin afirmó hoy que "hay que conseguir el cese de todas las acciones militares" en el este de Ucrania. Las autoridades ucranianas denunciaron hoy que las milicias prorrusas continúan los ataques contra las fuerzas gubernamentales tras el alto el fuego ordenado por Poroshenko como primer paso de su plan de paz para las regiones surorientales del país.

"La tregua anunciada por los militares ucranianos sin ningún tipo de consultas con nosotros no es reconocida por las milicias de la república popular de Donetsk", afirmó hoy el jefe militar de la autoproclama entidad prorrusa de Lugansk, Ígor Strelkov. El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania declaró que en las últimas veinticuatro horas se registraron al menos siete ataques contra posiciones de las tropas gubernamentales en las regiones de Lugansk y Donetsk, sin informar de bajas en esas acciones.

Por su parte, la Guardia Fronteriza de Ucraniana indicó que sus efectivos fueron atacados por los rebeldes en dos localidades de Lugansk, limítrofes con Rusia. El líder ucraniano ordenó el viernes un alto el fuego unilateral de siete días en la regiones surorientales del país, donde los combates entre las tropas de Kiev y los rebeldes prorrusos se han cobrado centenares de vidas.

El plan de paz incluye, entre otras medidas, una amnistía, el desarme de las milicias y la creación de corredores seguros para que los combatientes extranjeros puedan abandonar el territorio de Ucrania.