Líder del Estado Islámico anuncia expansión de su califato

Abu Bakr al Bagdadi, al que algunos medios dieron por herido en un reciente bombardeo de la aviación iraquí, afirma en una grabación su voluntad de expandir el EI a países del Golfo Pérsico y el ...
El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, durante uno de sus discursos en Mosul
El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, durante uno de sus discursos en Mosul (EFE)

El Cairo

El grupo extremista Estado Islámico (EI) emitió hoy una grabación atribuida a su líder, Abu Bakr al Bagdadi, en la que anuncia la expansión del califato a los países del golfo Pérsico y el norte de África, donde otras organizaciones radicales le han jurado lealtad.

La grabación, de unos 17 minutos y emitida en los foros yihadistas en internet, sería la primera alocución de Al Bagdadi después del inicio de la operación militar internacional y de difundirse en los últimos días que podía haber sido herido en un bombardeo contra posiciones del EI en Irak.

Algunos medios de comunicación señalaron hace días que Al Bagdadi resultó herido en un bombardeo de la aviación iraquí contra una sede del EI en la población de Al Qaem, en el oeste del país, algo que fue comentado a Efe también por una fuente militar iraquí.

Sin embargo, no se ha podido comprobar si esta grabación se produjo antes o después de que Al Bagdadi resultara supuestamente herido. Asimismo, en la grabación se anuncia que esos países donde se va a expandir el EI son Arabia Saudí, Yemen, Egipto, Libia y Argelia.

Quiere ocupar "Roma"

Además, el supuesto Al Bagdadi subrayó el "fracaso" de la operación militar de la coalición internacional, liderada por EU, contra sus posiciones y sus combatientes en Irak y Siria, y se comprometió a proseguir sus avances hasta ocupar lo que calificó como "Roma", en alusión al continente europeo.

"Os damos la buena noticia de la extensión del EI a Arabia Saudí, Yemen, Egipto, Libia y Argelia, y anunciamos la aceptación de la pleitesía de nuestros hermanos que nos juraron lealtad en aquellos países", dijo el que parece ser Al Bagdadi, que consideró a estos estados como "provincias" de su califato.

Además, nombró a estos grupos como filiales del EI en sus respectivos países y anticipó que la próxima designación de sus comandantes. También, les pidió desplazarse a "la provincia" más cercana de lo que él considera el Estado Islámico, así como obedecer a su "gobernador", que será nombrado por él mismo.

El supuesto Al Bagdadi también instó a la guerra en Arabia Saudí, al pedir a sus ciudadanos que se rebelen contra todos los chiítas de su país, contra la familia gobernante Al Saud y los soldados sauditas, y también contra los ciudadanos occidentales -sin hacer distinción entre civiles y militares-.

Un mensaje parecido mandó a los yihadistas del Yemen (de la organización terrorista de Al Qaeda), a los que demandó luchar contra el movimiento chií de los hutíes de Ansar Alá (Seguidores de Alá). Además, instó a los extremistas de Marruecos, Argelia, Túnez y Libia a "combatir a los laicos".

El analista de seguridad egipcio Fuad Alam explicó a Efe que este mensaje del EI "demuestra debilidad, ya que los grupos terroristas, cuando se sienten débiles, buscan el apoyo de otras organizaciones".

Alam, un antiguo alto cargo de los servicios secretos egipcios, defendió la necesidad de una cooperación "urgente y eficaz" entre los países árabes y musulmanes en la lucha antiterrorista, y precisó que sin ella será difícil enfrentarse al terrorismo en el futuro.

Por otra parte, el mensaje del EI calificó la campaña de la coalición internacional como de "una de la más feroces y la más fracasada". Asimismo, en la grabación se recrimina a la coalición internacional no haberse atrevido a lanzar una operación por tierra, haber recurrido a la aviación de los países del Golfo y haber pedido la justificación del ataque a las instituciones religiosas de los países musulmanes.

El supuesto Al Bagdadi, también aseguró que el EI se encuentra en buen estado y calificó de "mentiras y exageraciones" las cifras de víctimas y daños materiales en sus filas proporcionadas por la prensa internacional.

Recientemente, los grupos extremistas Ansar Beit al Maqdis (Egipto), Ansar al Sharia (Libia), Yamat Yund al Jirafa (Argelia) y varias organizaciones del Yemen y Arabia Saudí juraron lealtad al EI y a su líder, según anunciaron en varios comunicados.

En junio pasado, el EI lanzó una ofensiva relámpago y se hizo con el control de extensas zonas del norte y centro de Irak, al tiempo que proclamó un califato en ese país y en la vecina Siria.

Lucha larga y difícil

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, dijo hoy que la lucha contra el EstadoIslámico (EI) tuvo "avances" pero será larga. La coalición liderada por Estados Unidos está registrando un "avance constante y sostenible" en su combate contra los militantes de EI en Irak y Siria, pero advirtió que "será una lucha larga y difícil".

"Habrá reveses. Pero estamos viendo un progreso constante y sostenido en la degradación y destrucción de la capacidad de guerra del EstadoIslámico y en el fortalecimiento de las fuerzas armadas iraquíes", dijo Hagel en una audicencia ante el Congreso.

De otra parte, los ingresos obtenidos por el EI a partir de la venta ilegal de petróleo descendieron gracias a los ataques aéreos contra las refinerías controladas por la organización en Irak y Siria, declaró hoy un responsable del gobierno estadunidense.

"Comenzamos a ver una disminución de los ingresos del EI provenientes de las ventas de petróleo", declaró David Cohen, subsecretario del Tesoro encargado de la lucha contra el terrorismo, en una audiencia ante una comisión de la Cámara de Representantes en Washington.

"Gracias a los ataques aéreos a las refinerías móviles del EI, así como otras acciones armadas, hemos observado una reducción del volumen de negocios proveniente de las ventas de petróleo de un millón de dólares por día a varios millones por semana", agregó. El funcionario dijo que se trata de "pequeños pasos que con el tiempo tendrán un verdadero impacto".

Estados Unidos busca asfixiar al grupo EI - que considera "la organización terrorista mejor financiada del mundo" - para impedirle administrar los territorios de los que tomaron control en Siria e Irak, había explicado a fines de octubre Cohen, quien mencionó entre las fuentes de financiamiento la venta ilegal de petróleo, los rescates por secuestros y extorsiones.

Atacar las fuentes de financiamiento de este grupo ultra radical sunita es uno de los elementos de la estrategia que expuso el presidente estadunidense Barack Obama el 10 de septiembre para "debilitar" y en última instancia "destruir" al EI.