Liberan a la etarra Inés del Río

La española fue liberada después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos derogó el sistema de cálculo de reducción de penas por el cual seguía en prisión.
La etarra Inés del Río abandonó hoy la prisión coruñesa de Teixeiro.
La etarra Inés del Río abandonó hoy la prisión coruñesa de Teixeiro. (José Antonio López)

Madrid

Tras 26 años en prisión, la etarra Inés del Río, considerada por el gobierno como una de las más “sanguinarias”, abandonó hoy la prisión coruñesa de Teixeiro luego de que la Audiencia Nacional ordenara su excarcelación.

La etarra Inés del Río fue liberada después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos derogó el sistema de cálculo de reducción de penas por el cual seguía en prisión.

Del Río fue condenada a 3.828 años de cárcel por su actividad como miembro del “comando Madrid”, de la banda terrorista vasca ETA, en el que cometió un total de 24 asesinatos, uno de estos en el que murieron 12 guardias civiles en Madrid.

Del Río abandonó la cárcel, donde unas 25 personas la recibieron con abrazos y una “ikurriña” (bandera del País Vasco). Inés del Río y las personas que aguardaban la salida de la etarra abandonaron las instalaciones de la prisión en seis coches.

Además, en el momento de la salida de la cárcel de la etarra, unas tres personas que portaban una bandera de España con el escudo tachado, para denunciar que el Estado español “ha claudicado”, profirieron gritos desde lejos.

La sentencia del Tribunal Europeo abre la puerta para que otros etarras y presos del fuero común como asesinos, secuestradores y violadores ya se han acogido a esta decisión para salir de la cárcel.

En estos momentos en la Audiencia Nacional ya hay 55 peticiones de libertad, todas de miembros de ETA.

Tras conocer el fallo de la Audiencia Nacional, Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, aseguró que siente daño, dolor, sufrimiento, miedo y vergüenza. Además adelantó que habrá movilizaciones en las calles.