Liberales gobernarán Quebec tras elecciones de hoy

Philippe Couillard será el nuevo primer ministro en la provincia francófona de Canadá, en sustitución de la independentista Pauline Marois, jefa del Partido Quebequense, en el gobierno desde ...
El liberal y federalista Philippe Couillard será el nuevo primer ministro de Quebec
El liberal y federalista Philippe Couillard será el nuevo primer ministro de Quebec (Reuters)

Montreal

Philippe Couillard y el Partido Liberal Quebequense (PLQ) formarán el próximo gobierno en Quebec tras su victoria en las elecciones legislativas, según los primeros resultados divulgados este lunes por las cadenas de televisión. Será Philippe Couillard, quien resultó electo en su circunscripción, el nuevo primer ministro en reemplazo de Pauline Marois, jefa del Partido Quebequense (PQ), quien encabezaba el gobierno desde setiembre de 2012.

Los seis millones de electores convocados a las urnas en la provincia francófona de Canadá (este) le dieron, según las primeras tendencias hacia las 20:45 hora local (00:45 hora GMT), una cómoda ventaja al PLQ (44% de los votos), delante del PQ (27%), contra 17% de la Coalición Avenir Quebec (CAQ) del nacionalista François Legault y 5% a Quebec Solidario de Françoise David. Otros grupos minoritarios se dividían el resto.

Los liberales celebraban la victoria en una gran sala de Montreal, mientras su líder se encontraba en Saint-Félicien, una localidad sobre el lago Saint-Jean 300 km al norte de Quebec. La primera ministra de esta provincia francófona, Paulina Marois, del independentista Partido Quebequense (PQ), disolvió el Parlamento provincial en marzo y convocó elecciones anticipadas a 18 meses del inicio de su mandato, esperando obtener un amplio apoyo para gobernar con mayoría. Para hacerlo, necesitaba ganar 63 de los 125 escaños del Parlamento.

La carrera electoral ha estado marcada por el intercambio de duras acusaciones entre los líderes de los principales partidos, que han hecho anuncios de planes divergentes para impulsar la economía de Quebec, rezagada respecto a la mayoría de las provincias canadienses. La contienda también ha tocado otros temas. Marois, por ejemplo, inició la campaña lanzando una propuesta de Constitución con los valores del PQ, que prohibiría a los trabajadores del sector público el uso de prendas de vestir religiosas, incluyendo pañuelos, turbantes y kipás.

En el momento de disolverse el Parlamento, el PQ contaba con 54 escaños, contra 49 ocupados por los federalistas del PLQ. La nacionalista CAQ y la formación soberanista de izquierda Quebec Solidario, ocupaban 18 y dos escaños respectivamente. Si el apoyo a los liberales se verifica luego del escrutinio oficial, sería la primera vez en 40 años que un partido en el poder no obtiene un segundo triunfo consecutivo en una elección legislativa.

El escenario político futuro de la provincia dependerá también de la actitud que asuma la CAQ, que alcanzaba el 23% de las intenciones de voto en los últimos sondeos, trepando 8 puntos en apenas una semana. François Legault, jefe de la CAQ, dijo esta mañana, tras emitir su voto en la periferia de Montreal, que su partido representa "una tercera opción". "Los quebequenses decidirán". Una quinta parte de los electores votó de manera anticipada una semana atrás.

La pelea por los seis millones de votantes podría dar un fuerte giro si una mayoría del gobernante PQ decide realizar un tercer referéndum sobre la independencia de esta provincia de Canadá en los próximos cuatro años. Los quebequeses ya rechazaron la separación del resto de Canadá en dos referendos realizados en 1980 y 1995. Algunas encuestas recientes muestran que dos de cada tres ciudadanos de la región no quieren reabrir este espinoso debate.