Letta promete que Italia saldrá de la recesión en 2014

El primer ministro italiano confía en que el próximo será un año de crecimiento para su país, a pesar de que sigue en recesión: "Hoy hemos salido de la unidad de emergencia y de cirugía y estamos ...
Enrico Letta, primer ministro de Italia, durante la conferencia de prensa hoy en Roma
Enrico Letta, primer ministro de Italia, durante la conferencia de prensa hoy en Roma (AFP)

Roma

El primer ministro italiano, Enrico Letta, cree que 2014 será un año de crecimiento para su país, pese a que hoy sigue en recesión, según declaró en una conferencia de prensa en Roma en la que hizo balance del año. "Hoy hemos salido de la unidad de emergencia y de cirugía y estamos en la de fisioterapia", dijo Letta comparando a Italia con un paciente enfermo que se recupera.

"Hace falta una Europa que crezca en su conjunto, no solamente un país", dijo Letta en alusión a Alemania. Añadió que está convencido que también la propia canciller germana, Angela Merkel, está de acuerdo con esta visión de una Unión Europea (UE) solidaria. En cualquier caso, el primer ministro se comprometió a que Italia conseguirá salir el año próximo de la recesión más larga desde la Segunda Guerra Mundial y bajar impuestos, aunque reconoció que la estabilidad política será clave para lograrlo.

Su gobierno, que lleva ocho meses en el cargo y que es soportado por una frágil coalición, tiene que responder a los problemas sociales que ha causado la crisis, añadió. La nueva generación que se hace cargo del poder en Italia no puede fracasar, dijo Letta, de 47 años. El primer ministro quiere que las reformas resten apoyo a las fuerzas populistas antes de las elecciones europeas de mayo próximo. Entre sus propuestas hay una reforma del Parlamento y electoral, nuevas medidas fiscales y la lucha contra el desempleo, sobre todo entre los jóvenes.

En su discurso, Letta también destacó su victoria en su enfrentamiento con el ex primer ministro Silvio Berlusconi en octubre, cuando demostró que no necesitaba su apoyo para seguir en el puesto. "Corrí un riesgo y tuvo sentido hacerlo", indicó. Entretanto, Berlusconi ha sido expulsado del Senado por una condena por fraude fiscal y su partido Forza Italia se ha pasado a la oposición. Letta está apoyado por el Partido Democrático (centro-izquierda), los centristas y el nuevo movimiento de centro-derecha del ministro del Interior, Angelino Alfano, que se separó de Forza Italia porque quería seguir en el Ejecutivo.

En el Senado y la Cámara de Diputados, Letta convocó y superó hoy dos de sus muchos votos de confianza, que mantienen unida a su coalición y aceleran determinados proyectos de ley. Entre ellos, en la cámara baja, estaba el borrador de presupuesto para los próximos tres años, que así pudo ser aprobado a tiempo.