Ledezma recibe alta médica y es trasladado a su casa

El alcalde metropolitano de Caracas, operado el domingo, estará en su residencia como detenido, mientras el Club de Madrid pide la liberación de los opositores y apoya a Felipe González.

Caracas

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, recibió hoy el alta médica después de que fuera operado el domingo pasado de una "hernia inguinal reproducida" en una clínica del este de Caracas y fue trasladado a su residencia donde quedará en situación de detenido, según constató Efe.

Minutos antes del traslado, el equipo de prensa de Ledezma informó que el alcalde, que estaba hospitalizado en el centro asistencial privado Urológico de San Román, sería dado de alta y "trasladado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) a su residencia".

Efe estuvo presente en el momento en el que el alcalde subió en una ambulancia que abandonó la clínica escoltado por los funcionarios del Sebin. Ledezma, que no ofreció declaraciones, levantó una mano e hizo la señal de victoria con dos dedos antes de ingresar a la ambulancia al agradecer el apoyo de un grupo de simpatizantes que se encontraba a las puertas de la clínica.

Su esposa, Mitzy Capriles, lo acompañó en el transporte sanitario y tampoco ofreció detalles sobre su estado de salud o de cuáles serán las nuevas condiciones del arresto tras la operación.

Sin embargo, el domingo pasado, tras la intervención quirúrgica, el cirujano José Elías Mora, informó que el estado de salud del alcalde es "inmejorable", aunque recomendó una recuperación en su domicilio porque "en una cárcel no hay condiciones para evitar una infección".

Ledezma, detenido el 19 de febrero por presunta conspiración contra el presidente Nicolás Maduro, estuvo hasta el viernes pasado en la cárcel militar Ramo Verde, próxima a Caracas, día en el que la Fiscalía venezolana solicitó al tribunal que lo juzga "una medida cautelar sustitutiva de libertad".

El viernes fue trasladado a la clínica donde fue operado hasta el día de hoy cuando recibió el alta. Una vez practicada la intervención quirúrgica Ledezma "permanecerá bajo arresto domiciliario para garantizar su recuperación", dice la petición de la Fiscalía a favor de Ledezma.

Sin explicar sí se aceptó el pedido, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se limitó a revelar en un comunicado que el traslado de Ledezma al centro médico fue dispuesto en acatamiento a "lo que dispone el Código Orgánico Procesal Penal" en cuanto a reos con padecimientos que requieren de hospitalización.

Hasta hoy aún sigue sin aclararse si el beneficio de casa por cárcel que fue solicitado por el Ministerio Público fue aceptado por el Supremo. Ledezma es acusado de los delitos de conspiración y asociación para delinquir, previstos y sancionados en el Código Penal y en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, respectivamente.

El alcalde es identificado con el ala radical de la oposición y fue acusado por la Fiscalía el pasado 7 de abril por conspirar contra el Gobierno por su supuesto apoyo a un grupo que presuntamente planificaba "desestabilizar" al país con acciones violentas.

La Fiscalía ha confirmado que la causa contra Ledezma se vincula al juicio contra los venezolanos Lorent Gómez Saleh y Gabriel Valles, expulsados de Colombia en septiembre de 2014 por su presunta vinculación con "planes conspirativos" cuya autoría intelectual se le achaca al ex presidente colombiano Álvaro Uribe.

Club de Madrid pide libertad

De otra parte, veintiséis ex mandatarios miembros del Club de Madrid pidieron hoy la puesta en libertad de opositores venezolanos, a la vez que respaldan al ex presidente del Gobierno español Felipe González en su empeño de trabajar en la defensa legal de aquellos.

En una carta abierta, doce ex presidentes latinoamericanos, diez ex gobernantes europeos, dos africanos y dos asiáticos, miembros todos ellos del Club de Madrid, manifiestan su "profunda preocupación por la difícil situación social, económica y política por la que atraviesa Venezuela".

Asimismo, se ofrecen a ayudar a crear "espacios de diálogo entre el Gobierno, las distintas fuerzas políticas y las organizaciones de la sociedad civil, dentro del más escrupuloso respeto de la legislación del país".

Todo ello para que se pueda "reencontrar el clima de paz, estabilidad y prosperidad del que es acreedor el pueblo venezolano", según la declaración de los miembros del Club, entre los que figura Felipe González.

"Reclamamos la puesta en libertad de todas las personas encarceladas por supuestos delitos de opinión y de aquellos líderes políticos de la oposición que, por el hecho de serlo, siguen viéndose privados de dicha libertad", añade al citar entre estos al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, a Leopoldo López y a Daniel Ceballos.

Asimismo, el organismo que agrupa a ex líderes internacionales muestra su apoyo a la aplicación "inmediata de medidas cautelares en favor" de los opositores, como preconiza la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su declaración del pasado 20 de abril.

Tras resaltar que "estas personas y estos líderes deben tener el juicio que, con todas las garantías de la legislación venezolana y de los principios universales del derecho, les permitan ejercer libremente la defensa de sus actuaciones", los signatarios de la carta expresan su apoyo a Felipe González para trabajar en el equipo de la defensa. González ha sido declarado persona non grata por el Parlamento venezolano tras hacer pública su intención de defender a esos opositores.

"Reivindicamos nuestro derecho de cooperar para que todas aquellas personas y líderes políticos puedan defender su inocencia, por lo que apoyamos, sin reservas, la oferta de nuestro colega Felipe González de trabajar con los letrados encargados de su defensa, lo que es conforme con las leyes venezolanas e internacionales", señala la declaración.

Los signatarios de la declaración piden que una representación del Club de Madrid pueda estar presente en el juicio oral a López, previsto para los días 17, 18 y 19 de mayo y de otras personas y líderes políticos que estén en análoga situación.

"Reclamamos nuestro legítimo derecho a estar presentes en el juicio oral de Leopoldo López", señala la carta abierta en la que los exgobernantes afirman que "esperamos y exigimos que este derecho nos sea reconocido y permitido su ejercicio por esas autoridades sin ningún tipo de trabas".

Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular, está en prisión desde el 18 de febrero de 2014, acusado de instigar manifestaciones violentas en Caracas contra la política del Gobierno de Nicolás Maduro. Antonio Ledezma fue detenido en febrero último acusado de participar en un supuesto intento de golpe de Estado.

Entre los firmantes de la carta abierta están los ex presidentes de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; Uruguay, Luis Alberto Lacalle; Colombia, Andrés Pastrana; de Chile, Sebastián Piñera, Eduardo Frei y Ricardo Lagos; de Uruguay, Julio María Sanguinetti; de México Vicente Fox y de Costa Rica Óscar Arias.