Latinoamérica y el Vaticano, orgullosos del “Papa del pueblo”

Francisco no habló del reconocimiento; después de su audiencia solo envió un saludo en español a toda América para celebrar el día de la guadalupana.
Lo eligen porque “capturó la ilusión de millones que habían abandonado toda esperanza para la Iglesia”.
Lo eligen porque “capturó la ilusión de millones que habían abandonado toda esperanza para la Iglesia”. (Claudio Peri/EFE)

Ciudad del Vaticano

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, calificó de “positiva” la elección del papa Francisco como “persona del año” por parte de la revista Time, pues supone un reconocimiento a alguien que “habla eficazmente a favor de la paz y de una mayor justicia.

“La cosa no sorprende, dada la resonancia y la amplísima atención por la elección de Francisco y por el inicio del nuevo pontificado”, comentó Lombardi en declaraciones difundidas por la sede pontificia.

La revista estadunidense eligió Persona del Año 2013 a Francisco, al que llamó “el Papa del pueblo” y de quien resaltó su espontaneidad con los fieles y su disposición a la apertura para debatir cuestiones polémicas como el celibato sacerdotal, el papel de las mujeres en la Iglesia y la homosexualidad.

“Lo que hace tan importante a este Papa es la rapidez con la que capturó la ilusión de millones que habían abandonado toda esperanza para la Iglesia”, destaca el artículo de Time.

Es “una señal positiva que uno de los reconocimientos más prestigiosos en el ámbito de la prensa internacional se atribuya a quien anuncia en el mundo los valores espirituales, religiosos y morales y habla eficazmente en favor de la paz y de una mayor justicia”, añadió Lombardi.

El pontífice, abundó su vocero, “no busca fama ni éxito”, pero “si su designación como persona del año atrae a mujeres y hombres y les da esperanza, el Papa está contento”.

Francisco “competía” por este reconocimiento con nueve finalistas, entre ellos el ex analista de la CIA Edward Snowden, quien quedó en segundo puesto.

Latinos, felices

La designación de Francisco también causó satisfacción entre católicos latinoamericanos, que destacaron su humildad y sencillez.

Los argentinos dijeron sentirse orgullosos del pontífice. Para Miguel Leiva, habitante de una villa pobre, “es un orgullo que Francisco haya estado tomando mate y compartiendo mucho tiempo junto a los más pobres, y que ahora sea reconocido por todo el mundo”.

“Yo creo que la distinción de Time es una buena noticia... Francisco encarna los valores de una iglesia más misionera, más cercana a la gente, más austera, más parecida al Evangelio”, dijo el sacerdote Lorenzo de Vedia, párroco de un templo en Barracas, Buenos Aires.

En Bogotá, Colombia, Alberto Jiménez, un contador pensionado de 70 años, comentó que desde su punto de vista Francisco “es una persona magnífica, para mi concepto, diferente a los demás papas que ha habido... más moderno, sencillo... Le gusta el futbol, es carismático”.

Maiara Queiroz, estudiante universitaria de 22 años en Brasilia, comentó que Francisco “ha sido una presencia muy marcada desde su elección; a mí me parece increíble que haya sido escogido este año; siento como si hubiera estado presente en mi vida desde hace mucho tiempo”.

Mientras que en México, DF, Socorro Hernández lo calificó como “un gran hombre... muy inteligente, muy sabio, muy capaz. Él sabe lo que está haciendo. Se está poniendo las pilas”.

La virgen morena

Sin hablar sobre su nombramiento como Persona del Año 2013, ayer Francisco envió tras la audiencia un saludo especial a toda América, “una tierra generosa”, con ocasión de la celebración del día de Nuestra Señora de Guadalupe, la virgen mexicana que es patrona de todo el continente.

Hablando en español, el pontífice destacó cómo América se ha caracterizado siempre por ser “una tierra donde pueden convivir pueblos diferentes, una tierra capaz de respetar la vida humana en todas sus fases, desde el seno materno hasta la vejez, capaz de acoger a los emigrantes, así como a los pobres y marginados de todas las épocas”.

Francisco animó “a todos los habitantes del continente a tener los brazos abiertos, como la virgen María, con amor y ternura”.

En su mensaje, recordó que cuando la también llamada virgen morena “se apareció a San Juan Diego, su rostro era el de una mujer mestiza y sus vestidos estaban llenos de símbolos de la cultura indígena... La aparición de la imagen de la Virgen en la tilma fue un signo profético de un abrazo, el abrazo de María a todos los habitantes de las vastas tierras americanas, a los que ya estaban allí y a los que llegarían después”, añadió.

Le regalan la playera de la selección mexicana

Francisco sumó hoy a su colección la playera oficial de la selección mexicana de futbol al recibir en la Plaza de San Pedro a una delegación del estado de Veracruz encabezada por Javier Duarte, gobernador de esa entidad, quien aprovechó para invitarlo a México.

Con motivo del evento “Navidad mexicana en el Vaticano”, al finalizar la audiencia general de los miércoles el pontífice saludó al grupo veracruzano y a Duarte, quien estaba acompañado también de Jorge Carlos Patrón Wong, ex arzobispo de Papantla y ahora miembro del gabinete papal, y Roberto Herrera Mena, director general adjunto de Asuntos Religiosos de la Presidencia de la República.

Herrera Mena le entregó la playera tricolor al pontífice como un gesto de cercanía y ante el conocimiento de la afición del líder católico al balompié. El saludo de los mexicanos a Bergoglio coincidió con la donación de adornos navideños realizados por artesanos jarochos que ya fueron colocados en diversos salones del Vaticano.

Se trata de dos nacimientos monumentales realizados en barro, uno de ellos colocado en el Aula Pablo VI y el otro en la galería de ingreso de los Museos Vaticanos. Junto a los pesebres, también los adornos de dos árboles tienen motivos mexicanos.