Laboristas israelíes pactan con centroizquierda ante comicios

El jefe del partido laborista anunció que en caso de victoria de su coalición con el Ha Tnuah de Tzipi Livni en los comicios de marzo, él sería primer ministro de Israel los dos primeros años y la ...
El líder laborista israelí, Haim Herzog (i), y la ex ministra y líder del HaTnuah, Tzipi Livni (d), durante el anuncio del acuerdo electoral en Tel Aviv
El líder laborista israelí, Haim Herzog (i), y la ex ministra y líder del HaTnuah, Tzipi Livni (d), durante el anuncio del acuerdo electoral en Tel Aviv (AFP)

Jerusalén

El jefe del partido laborista de Israel, Yitzhak Herzog, anunció hoy una alianza electoral con la formación de centro izquierda HaTnuah liderada por la ex ministra de justicia Tzipi Livni, con miras a los comicios de marzo.

Si ganamos, "voy a ser primer ministro durante los dos primeros años, y Tzipi Livni" en la segunda mitad del mandato de cuatro años, dijo Herzog en una conferencia de prensa. El parlamento, que fue disuelto el lunes, fijó para el 17 de marzo las elecciones anticipadas convocadas a instancias del primer ministro de derecha Benjamin Netanyahu.

"Hoy el centro sionista se alzó contra los partidos de extrema derecha", declaró Livni, quien como ministra de Justicia se encargó de las negociaciones con los palestinos, pero fue destituida junto al ex titular de Finanzas, Yair Lapid, acusados por Netanyahu de organizar un "golpe" en su contra.

Según un sondeo publicado el martes por el portal Maariv, una lista conjunta de ambos partidos podría obtener cerca de 23 escaños en las elecciones de marzo, por delante de la formación oficialista Likud, que obtendría cerca de 21 representantes, del total de 120 que componen la cámara.

En tanto una encuesta publicada el fin de semana por el diario Globes estimó que esta alianza podría totalizar cerca de 24 escaños, frente a 23 del Likud. Sin embargo, Netanyahu ya expresó su voluntad de mantener su mayoría con una alianza con los partidos ultraortodoxos, actualmente en la oposición, así como renovar el acuerdo con los dos partidos de la derecha dura, Israel Beiteinu y Hogar Judío.