Laborista Miliband sube en sondeos en Reino Unido

Un día después del debate televisado, las encuestas indican que el primer ministro David Cameron, que hoy rechazó un "cara a cara" con el líder opositor, podría perder los comicios del 7 de mayo.
Ed Miliband, líder laborista, en el lanzamiento del Manifiesto para los Jóvenes de su partido en la Bishop Grosseteste University, en Lincoln
Ed Miliband, líder laborista, en el lanzamiento del Manifiesto para los Jóvenes de su partido en la Bishop Grosseteste University, en Lincoln (AFP)

Londres

Varios sondeos apuntaron hoy en el Reino Unido que el líder del Partido Laborista Ed Miliband podría convertirse en el próximo primer ministro británico, un día después del debate televisado que tuvo lugar a menos de tres semanas de las elecciones legislativas.

Según un sondeo de opinión realizado por el instituto Ipsos MORI y publicado por el diario Evening Standard (de derechas), el 33% de los encuestados consideran que Ed Miliband, líder de la oposición, tiene las cualidades necesarias para ser el próximo jefe del gobierno británico.

Con este estudio, el líder laborista ganaba cinco puntos respecto a sondeos precedentes. En cuanto a la proporción de personas que se declaran insatisfechas con su actuación, cayó siete puntos, hasta el 52%.

Además, según un sondeo del instituto Survation, Miliband fue el ganador del debate en el que se enfrentó el jueves por la noche contra otros cuatro jefes de la oposición, en ausencia del primer ministro David Cameron, conservador, que rechazó participar, y del viceprimer ministro, el liberal-demócrata Nick Clegg.

Los laboristas y los conservadores se disputan desde hace semanas el liderato en los sondeos, que les adjudican alrededor del 34% de las intenciones de voto, lo que no les aseguraría una mayoría absoluta en el Parlamento. Tanto uno como otro necesitaría de alianzas para poder pretender formar gobierno.

Cameron rehuyó hoy la invitación de Miliband de carearse en un debate televisado antes de las elecciones del 7 de mayo y alegó que la gente ya ha podido juzgarles en sus enfrentamientos parlamentarios.

Durante un acto electoral en el centro de Inglaterra, la prensa preguntó al líder conservador, que busca la reelección, si aceptará el desafío del dirigente laborista, a lo que este respondió con una aparente negativa.

"Bueno, hemos tenido ya 146 debates en la sesión semanal de preguntas al primer ministro (en la Cámara de los Comunes). Creo que la gente ya ha visto suficientes debates para poder juzgarnos a los dos", afirmó.

Cameron fue el gran ausente de un debate retransmitido ayer por la BBC1 en el que participaron los líderes de los cinco principales partidos opositores, incluido Miliband, que en su mensaje de cierre retó a su principal rival a enfrentarse con él "cara a cara".

"Yo creo que mi plan puede dar a este país un futuro mejor que el tuyo. ¿No estás de acuerdo?. Demuéstralo y debate conmigo, deja que la gente decida", espetó Miliband, tras decir previamente que, si Cameron aspira al puesto de primer ministro, "lo mínimo que debe hacer es presentarse a la entrevista de trabajo".

Cameron aceptó participar en un único debate electoral, que ya se celebró el 2 de abril, y su próxima comparecencia en televisión será junto a Miliband y el líder liberaldemócrata y viceprimer ministro, Nick Clegg, en una programa especial en el que responderán a preguntas del público.

La falta de representación del Gobierno de coalición curiosamente dejó el debate de ayer en manos de partidos progresistas -excepto el Partido de Independencia del Reino Unido (UKIP), populista y de derechas- y también dominado por mujeres.

Además de Miliband y el dirigente del eurófobo UKIP, Nigel Farage, participaron en el careo la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Nicola Sturgeon; Natalie Bennett, del Partido Verde; y la nacionalista galesa Leanne Wood, de Plaid Cymru.

Durante el debate, la independentista escocesa Nicola Sturgeon ofreció a Miliband apoyo mediante pactos si los laboristas ganan las elecciones sin mayoría suficiente, de lo que este quiso distanciarse e insistió en que busca una mayoría.

Sobre el encuentro, en el que destacaron los intercambios entre Miliband y Sturgeon, Cameron opinó hoy que "ejemplificó" "el caos que resultaría de ciertas coaliciones".

Las encuestas, que sitúan a conservadores y laboristas muy igualados con alrededor del 34 % del voto, sugieren que ninguno de los grandes partidos obtendrá una mayoría suficiente para gobernar en solitario, por lo que tendrán que pactar con formaciones más pequeñas.