El líder del Kurdistán iraquí, dispuesto a atacar a los insurgentes en Siria

Masud Barzani aseguró en una entrevista exclusiva con la AFP que su gobierno no dudaría en "atacar a los terroristas en dondequiera que estén", después de los atentados suicidas de un grupo ligado ...
Masud Barzani, presidente del Kurdistán iraquí, durante la entrevista con AFP
Masud Barzani, presidente del Kurdistán iraquí, durante la entrevista con AFP (AFP)

Erbil, Irak

El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, aseguró en una entrevista exclusiva con la AFP que las autoridades de esta región autónoma no dudarían en "atacar a los terroristas en dondequiera que estén", incluso en Siria, después de los atentados suicidas llevado a cabo a finales de septiembre en Erbil.

Reivindicado por un grupo presente en Siria y afiliado a Al Qaeda, este ataque contra la sede de los servicios de seguridad locales dejó siete muertos y más de 60 heridos el pasado 29 de septiembre, un hecho poco habitual en una región relativamente al margen de la violencia que empaña a Irak diariamente. "No dudaremos en atacar a los criminales terroristas dondequiera que estén", dijo Barzani a la AFP.

"Es nuestro deber proteger a los kurdos en donde sea que se encuentren si tenemos la capacidad", subrayó el presidente del Kurdistán iraquí, haciendo sin embargo una distinción entre este tipo de intervención y una implicación en la guerra civil en Siria, que los kurdos, según él, deben evitar.

Barzani sostuvo además que "los kurdos deben mantenerse a igual distancia" de todas las partes en conflicto para que "el pueblo kurdo no sea arrastrado en una guerra que no le aporta nada". Pero las fuerzas kurdas de Siria ya se han visto implicadas en combates con yihadistas que hicieron que decenas de miles de kurdos tengan que encontrar refugio en el Kurdistán iraquí.

Barzani amenazó en agosto con intervenir en el conflicto sirio para proteger a los kurdos, pero luego varios responsables matizaron estas declaraciones. El dirigente histórico de los kurdos de Irak admitió por primera vez públicamente que el Kurdistán iraquí proporcionó entrenamiento militar a los jóvenes kurdos en Siria, para que puedan "proteger a sus regiones".

"Un número de jóvenes fueron capacitados, pero no con el objetivo de participar en la guerra", dijo Barzani. En esta entrevista, Barzani se refirió también al futuro del pueblo kurdo, haciendo hincapié en su derecho a la autodeterminación y a tener un Estado, un objetivo que según él se puede realizar a través del diálogo.

"El tener su propio Estado es un derecho natural del pueblo kurdo, pero esto no puede lograrse a través de la violencia", dijo. "Alentamos el diálogo entre los kurdos y los Estados que se dividen el Kurdistán", añadió. Los kurdos están establecidas principalmente en casi medio millón de kilómetros cuadrados en las fronteras de Turquía, Irán, Irak y Siria.

Al reivindicar la creación de un Kurdistán unificado, son considerados una amenaza constante a la integridad territorial de los países donde se instalan.