Klitschko anuncia su candidatura a la presidencia de Ucrania

Mientras Occidente busca una salida a la crisis política el parlamento postergó hasta el jueves el nombramiento de un gobierno de transición y aprobó por una amplia mayoría pedir a la Corte ...
Vitaly Klitschko, político y boxeador, aspira a ser el presidente de Ucrania
Vitaly Klitschko, político y boxeador, aspira a ser el presidente de Ucrania (AFP)

Kiev

El líder opositor y campeón de boxeo Vitali Kitschko anunció su candidatura a las elecciones presidenciales del próximo 25 de mayo en Ucrania, mientras los diplomáticos occidentales buscaban hoy en el país europeo una salida de la crisis que no ofenda a Rusia, a la espera de un nuevo gobierno en Kiev. El parlamento postergó hasta el jueves el nombramiento de un gobierno de transición y aprobó por una amplia mayoría pedir a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya que procese al presidente destituido Viktor Yanukovich por "crímenes contra la humanidad".

"Me presentaré al cargo de Presidente de Ucrania, ya que estoy firmemente convencido de que en Ucrania hay que cambiar las reglas de juego. Debe haber justicia. Estoy seguro de que esto es posible", dijo Klitschko a la prensa local. La campaña de las presidenciales arrancó hoy, martes, con la incógnita de si la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, en libertad desde el sábado pasado, también concurrirá a los comicios.

La Rada Suprema (Parlamento) ucraniana convocó el fin de semana elecciones presidenciales anticipadas tras decretar el cese del presidente, Víktor Yanukovich, contra el que se ha dictado una orden de busca y captura. Klitschko, que colgó recientemente los guantes cuando era campeón del mundo de los pesos pesados, es considerado el opositor con más gancho electoral. Según los analistas, el líder del recién formado partido UDAR (Golpe), que logró casi un 14 por ciento de los votos en las parlamentarias de octubre de 2012, cuenta con el apoyo de Alemania, donde boxeó y residió durante muchos años.

Precisamente, hace poco renunció al permiso de residencia en Alemania para poder presentarse a las elecciones presidenciales, su gran objetivo desde que fracasó en su intento de convertirse en alcalde de Kiev. Con respecto a Timoshenko, según la prensa local, la carismática política anunció nada más salir de la cárcel su intención de presentarse a las presidenciales, pero su abogado lo negó esta misma semana. Por de pronto, Timoshenko decidió aceptar la invitación de la canciller alemana, Angela Merkel y viajar a Alemania para someterse a tratamiento de la hernia discal que padece desde hace dos años.

Mientras, el líder del principal partido del país, Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, se perfila como el gran favorito a asumir el cargo de primer ministro en el gobierno de unidad nacional que la Rada intenta formar desde hace días.

Yanukovich seguía hoy prófugo, después de haber sido destituido el sábado y tras la firma de una orden de arresto en su contra por "asesinatos masivos" de civiles, en referencia a los 82 muertos la semana pasada en Kiev en enfrentamientos con la policía. "Si no hubiera existido el ejército del cielo (nombre dado a las víctimas de la plaza de la Independencia, ndlr), habría miles de muertos. La única solución para este poder (destituido) es la CPI", señaló Arseni Yatseniuk, uno de los responsables de la oposición a Yanukovich.

Los diplomáticos occidentales mostraron hoy su apoyo al nuevo poder, mientras insistían en la importancia de mantener las relaciones con Rusia. "Nosotros proponemos apoyo, no injerencia", explicó hoy en Kiev la alta representante de la diplomacia europea, Catherine Ashton, ante la prensa. "Es importantísimo que Rusia, como vecino muy importante de Ucrania, también le dé su respaldo para que el país pueda salir adelante en la forma en que lo desea", agregó.

La situación económica de Ucrania es catastrófica y su posición política delicada. El lunes, Rusia negó la legitimidad de las nuevas autoridades de Kiev, luego de la destitución y la fuga de Viktor Yanukovich. "Es necesario que todos los socios, incluyendo a Rusia, puedan ayudar a Ucrania", declaró hoy el canciller francés, Laurent Fabius, destacando que sería "grave" que Moscú retirase su apoyo a ese país. Rusia había anunciado en diciembre un crédito de quince mil millones de dólares a Ucrania, del cual entregó sólo tres mil millones. Pero el pago del resto parece en peligro debido a las tensiones entre ambos países.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, dijo que las elecciones presidenciales anticipadas del 25 de mayo iban contra el acuerdo de salida de la crisis firmado la semana pasada. No obstante, Lavrov mostró un tono más conciliador, al afirmar que Moscú quiere "que Ucrania forme parte de la familia europea, en todos los sentidos del término". "Estamos de acuerdo en que es peligroso y contraproducente obligar a Ucrania a elegir: 'O estás con nosotros o estás contra nosotros'", añadió.

Para reembolsar sus deudas y hacer frente a sus compromisos financieros este año y el próximo, Ucrania necesita 35 mil millones de dólares y ha depositado sus esperanzas en la organización de una conferencia de donantes occidentales, anunció el lunes su ministro de Finanzas interino, Yuri Kolobov. La solicitud fue recibida favorablemente por los europeos.

"Hay que evitar una guerra civil, hay que evitar el derrumbe financiero y económico del país, y hay que organizar una conferencia internacional para evitar la quiebra de Ucrania", declaró el ministro griego de Relaciones Exteriores, Evangelos Venizelos, cuyo país preside actualmente la Unión Europea. El número dos de la diplomacia estadunidense, William Burns, llegó hoy a Kiev para reunirse con los nuevos responsables.

El Parlamento aprobó además por una amplia mayoría una resolución pidiendo a la Corte Penal Internacional (CPI) que procese al presidente derrocado Viktor Yanukovich, en el marco de una investigación por "crímenes contra la humanidad". "El poder (derrocado) construyó un sistema de bandidos basado en la corrupción y los asesinos", declaró hoy Arseni Iatseniuk, uno de los responsables de la oposición.

El Parlamento ucraniano postergó hasta el jueves el nombramiento de un gobierno de transición, previsto inicialmente hoy. "La decisión deberá ser tomada el jueves. No se puede continuar esperando", afirmó ante el Parlamento el presidente interino Olexander Turchinov. Los citados más frecuentemente para el cargo de primer ministro son el banquero y líder de la contestación Arseni Yatseniuk y el oligarca opositor Petro Poroshenko.

La ex primera ministra Yulia Timoshenko dijo ya que no aspiraba a ocupar ese puesto, mientras que otro de los líderes de la oposición a Yanukovich, el ex boxeador Vitali Klitschko, anunció hoy que será candidato a la elección presidencial anticipada, prevista el 25 de mayo. Otro que será candidato es el gobernador prorruso de la región de Jarkiv, Mijailo Dobkin. La campaña electoral comenzó hoy y los candidatos tienen de plazo hasta el 30 de marzo para inscribirse. Timoshenko, por su parte, no realizó "ninguna declaración sobre las elecciones presidenciales", indicó hoy su portavoz.

El presidente interino llamó a "poner fin inmediatamente a las manifestaciones peligrosas del separatismo", sin citar casos concretos. En Sebastopol y Simferopol, en la península pro-rusa de Crimea, manifestaciones pro-rusas se llevaron hoy a cabo, con la presencia de varios centenares de personas.En el puerto de Sebastopol, que alberga la flota rusa del mar Negro, dos blindados estacionaban en la ciudad, uno en el territorio del estado mayor de la flota, y otro en el patio de la Casa de Moscú.