Kirchnerismo logra en Salta su primer triunfo electoral del año

La victoria en las primarias de la provincia norteña de Juan Manuel Urtubey con 47% de los votos, ha inyectado optimismo en el gobierno, que espera consolidar en próximas victorias en nuevos comicios.
Cristina Fernández, reunida con Juan Manuel Urtubey (i), gobernador de Salta y vencedor en las primarias, en la residencia de Olivos
Cristina Fernández, reunida con Juan Manuel Urtubey (i), gobernador de Salta y vencedor en las primarias, en la residencia de Olivos (EFE)

Buenos Aires

El kirchnerismo celebró hoy su triunfo en el primer test electoral del año en Argentina tras la contundente victoria de su candidato en las primarias de la norteña provincia de Salta, con la esperanza de que ese resultado se repita en el proceso que culminará en las presidenciales de octubre.

Juan Manuel Urtubey superó los pronósticos de las encuestas y se apuntó un 47 % de votos en las primarias para la gobernación de la provincia de Salta, con una contundente ventaja de trece puntos sobre su más directo rival, Juan Carlos Romero, del Frente Renovador, que lidera el peronista disidente y candidato presidencial Sergio Massa.

Urtubey, gobernador de Salta desde 2007, optará, con grandes posibilidades de ganar, a un tercer mandato en las elecciones provinciales de mayo. Aunque el candidato del Frente Renovador se impuso en la capital de la provincia y a pesar de que se trata de elecciones primarias, el kirchnerismo ha celebrado el triunfo del gobernador como el inicio de una tendencia que confían en consolidar durante el largo proceso electoral que vivirá Argentina este año.

La fórmula ganadora compuesta por Urtubey y Miguel Isa fue recibida hoy por la presidenta argentina, Cristina Fernández, en una audiencia que se llevó a cabo en la residencia presidencial ubicada en la localidad bonaerense de Olivos.

"Salta no vuelve atrás, va para adelante. Y desde Salta vamos a contribuir para que la Argentina tampoco vuelva al pasado", dijo Urtubey, a quien la mayoría de los sondeos colocaban en una situación de empate técnico con Romero antes de los comicios.

"Lo que se ha expresado en Salta es a lo que siento que vamos también camino a nivel nacional. Vamos camino a que el pueblo argentino vote en el mismo sentido: lo confiable, lo superador", aseguró hoy el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el mejor posicionado de los aspirantes a la candidatura presidencial por el oficialismo.

La ventaja de Urtubey "superó cualquier expectativa positiva", agregó Scioli. Al oficialismo no le preocupan las acusaciones de fraude lanzadas por el candidato del Frente Renovador, que amenaza con impugnar las primarias de Salta.

"Es un tema que no nos preocupa", afirmó hoy el jefe de Gabinete del Ejecutivo, Aníbal Fernández, que consideró "más que auspicioso" el triunfo kirchnerista en el norte del país.

Pese al golpe que ha supuesto la derrota de su aspirante a la gobernación, el Frente Renovador tiene también motivos para celebrar porque ganó su candidato a la alcaldía de la capital de la provincia.

La gran perdedora de la jornada fue la conservadora Propuesta Republicana (Pro) que encabeza el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien se ha aliado con la opositora Unión Cívica Radical (UCR) para sumar apoyos en el proceso electoral.

La segunda parada del maratoniano calendario electoral argentino llegará el próximo 19 de abril, con las primarias de Mendoza (oeste) y Santa Fe (centro). Una semana después, el 26 de abril, será el turno de las primarias en la capital argentina, donde la elección a la alcaldía se definirá el 15 de julio.

Una convocatoria que ha colocado en el ojo del huracán al gobernante Pro, profundamente dividido entre los dos aspirantes a suceder a Macri en el Gobierno de Buenos Aires: la senadora Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

La interna está desgastando al partido y puede pasarle factura al propio Macri, que ya se inclinó públicamente a favor de Rodríguez Larreta. Los resultados de este rosario de comicios primarios provinciales impactarán en las primarias nacionales, el 9 de agosto.

El kirchnerismo aún no ha definido sus aspirantes entre un abanico que incluye a Scioli, al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y al propio jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Tras este proceso, el 20 de septiembre arrancará la campaña para las generales, en las que se elegirá presidente, se renovará parte del Parlamento y, por primera vez por voto popular, se decidirán los representantes argentinos del Parlamento del Mercosur.

Hasta ahora, ninguno de los tres favoritos para suceder a Cristina Fernández en las presidenciales del 25 de octubre, el kirchnerista Scioli, el renovador Massa y el conservador Macri, ha logrado despegar con una ventaja significativa en las encuestas. Tampoco la presidenta, que no puede optar a un tercer mandato por imperativo constitucional, ha despejado la incógnita sobre su futuro tras dejar el poder.