Kirchner firma acuerdos energéticos con Rusia

Aunque no se firmó ningún contrato definitivo, empresas rusas podrán participar en proyectos en Argentina, como la construcción de una sexta central nuclear en el país sudamericano.
El presidente ruso, Vladimir Putin (d), con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, hoy en Moscú
El presidente ruso, Vladimir Putin (d), con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, hoy en Moscú (AFP)

Moscú

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, firmó hoy en Moscú una serie de acuerdos energéticos que permitirían a empresas rusas participar en proyectos como la construcción de una sexta central nuclear en Argentina.

"Hemos firmado un acuerdo estratégico integral además de una multiplicidad de convenios en distintas áreas", declaró la mandataria, en una presentación conjunta con su homólogo ruso Vladimir Putin.

Los mandatarios no firmaron ningún contrato definitivo, pero esperan desarrollar sus relaciones con la firma de estas cartas de intención en sectores energéticos como el gas o la generación de electricidad en represas.

Putin explicó que "nuestros contactos políticos se han intensificado mucho en estos últimos tiempos, se ha desarrollado el comercio, pero subsisten dificultades". El comercio bilateral entre Argentina y Rusia alcanzó los 2,122 millones de dólares durante 2014, aunque con un saldo negativo para la nación sudamericana de 621 millones de dólares, según la consultora Abeceb.com.

Kirchner precisó hoy que "hemos firmado dos importantes documentos referidos a la construcción de la sexta central nuclear". Posteriormente, la presidencia argentina indicó en un comunicado que "las partes llevarán adelante negociaciones para la contratación y construcción de una central nuclear con un reactor de uranio enriquecido y agua liviana".

Argentina tiene tres centrales atómicas en funcionamiento y otras dos planificadas, una de ellas con la cooperación de China, en tanto que una sexta planta la proyecta con Rusia.

El miércoles se habían firmado "dos importantes acuerdos en materia de cooperación, en investigación científica y en la provisión de uranio metálico que es vital para que Argentina pueda atender la provisión de reactores nucleares que hemos vendido a Argelia, Egipto y Australia", precisó Kirchner.

Además de Perú (1978 y 1988), Argentina ha exportado reactores a Argelia (1989), Egipto (1997) y Australia (2007). Por su parte, la agencia rusa de energía atómica Rosatom afirmó en un comunicado que la nueva central nuclear contará con una capacidad de 1,200 MW.

Por su parte, el director de la agencia, Serguei Kirienko, dijo esperar un acuerdo definitivo para construir esta planta atómica "de aquí a fin de año". En lo que respecta al gas, la "futura cooperación bilateral" abarcará la "exploración, producción y transporte de hidrocarburos en Argentina y en terceros países", indicó el gigante ruso Gazprom en un comunicado.

También se firmó un "acuerdo de cooperación espacial con fines pacíficos", subrayó la presidencia argentina.

Apoyo de Rusia sobre Malvinas

En el plano diplomático, "agradecemos a Rusia el apoyo que nos brinda (...) para que se cumpla la resolución de la ONU, para que el Reino Unido se siente a dialogar sobre la cuestión de soberanía sobre nuestra islas Malvinas", dijo la presidenta.

Putin brindó su apoyo a Buenos Aires en "sus esfuerzos para solucionar pacíficamente el conflicto" con Londres y, según un comunicado del Kremlin, "ambos presidentes recalcaron lo inadmisible que es la militarización del Atlántico Sur".

Al abordar temas financieros, Kirchner expresó su agradecimiento por "el apoyo de Rusia a Argentina en la lucha contra los fondos buitres, contra el capital especulativo que ataca el valor de las monedas".

"Hemos estado abordando estrategias para poder acordar instrumentos que nos permitan profundizar el intercambio comercial a partir del pago en nuestras propias monedas. Es clave para los países que sus propias monedas sean el instrumento de pago en el comercio internacional", explicó la presidenta.

En julio de 2014, Kirchner y Putin coincidieron en reclamar una reforma del sistema financiero internacional, que implique un cambio en el modelo de acción de los organismos multilaterales de crédito.

Por otra parte, Kirchner inauguró durante esta visita a Moscú una exposición dedicada a Eva Perón, la ex primera dama (esposa de Juan Domingo Perón) conocida como la "abanderada de los Humildes" y fallecida en 1952.