Kim Jong-un reaparece con un bastón tras 40 días ausente

El líder norcoreano aparece en varias fotografías en los medios estatales donde se le ve con un bastón, después de haber permanecido en paradero desconocido desde el pasado 3 de septiembre.
Kim Jong-un (c) camina apoyado en un bastón durante su visita al distrito residencial científico Wisong, en Pyongyang
Kim Jong-un (c) camina apoyado en un bastón durante su visita al distrito residencial científico Wisong, en Pyongyang (EFE)

Seúl

El líder norcoreano Kim Jong-un reapareció hoy en los medios estatales en unas fotografías donde se le puede ver con un bastón, tras una ausencia de 40 días que alimentó las especulaciones sobre su salud y sobre un posible golpe de Estado.

La portada de hoy del diario norcoreano Rodong Sinmun recoge las imágenes de la participación de Kim en un acto oficial, donde aparece apoyándose en todo momento sobre un bastón, lo que supone la primera aparición pública del líder norcoreano desde el pasado 3 de septiembre.

El líder norcoreano ofreció sus "indicaciones sobre el terreno" durante la inauguración de un nuevo complejo inmobiliario, según informó hoy la agencia estatal KCNA, en su reseña el sobre acto.

Los medios oficiales, sin embargo, no mencionan la fecha exacta en la que tuvo lugar la inauguración del "Distrito Residencial de Científicos de Wisong", a la que Kim asistió acompañado de otros altos cargos del régimen, ni tampoco hacen ninguna alusión a su estado de salud.

Por su parte, el Gobierno surcoreano ha calificado como "previsible" la noticia sobre la reaparición del líder. "En las pasadas semanas hemos desmentido rumores difundidos por la prensa y siempre hemos mantenido que el líder norcoreano permanecía en el poder, por lo que no nos ha sorprendido su reaparición", comentó a Efe una representante del Ministerio de Unificación.

Seúl cree además que, a juzgar por las fotografías, Kim Jong-un "parece suficientemente sano para realizar con normalidad las actividades diarias como líder" a pesar de su aparente cojera, indicó la funcionaria.

La última vez que los medios estatales se habían hecho eco de la participación del "líder supremo" en alguna actividad fue el 3 de septiembre, cuando éste asistió a un concierto, y Kim también se ausentó de dos importantes actos oficiales en las últimas semanas.

Esto suscitó las especulaciones en los medios internacionales sobre los motivos de su inusual ausencia, que iban desde el supuesto derrocamiento del líder hasta que padecía gota, diabetes, los tobillos fracturados o incluso que se encontraba en estado terminal.

Además, la televisión estatal mostró en junio al líder cojeando y posteriormente, en septiembre, reconoció que padecía algún tipo de "malestar", aunque autoridades norcoreanas que visitaron recientemente el Sur aseguraron que Kim Jong-un se encontraba perfectamente.

La muerte de su padre, el dictador Kim Jong-il, el 17 de diciembre de 2011, colocó en el poder a Kim Jong-un, quien desde entonces se ha consolidado como líder incuestionable del Estado comunista.

Kim, de 31 años, se afianzó en el poder en una transición durante la que acaparó los principales títulos del país, incluidos los de comandante supremo del Ejército y presidente de la poderosa Comisión Nacional de Defensa.