Kerry se reúne este sábado con miembros de la oposición de Ucrania

El secretario de Estado estadunidense se reunirá en Munich, donde se celebra la Conferencia sobre seguridad, con dirigentes opositores como Klitschko y Yatsenyuk, mientras los servicios especiales ...
La canciller alemana, Angela Merkel (d) y el secretario de Estado de EU, John Kerry (i) durante la rueda de prensa de hoy en Berlín
La canciller alemana, Angela Merkel (d) y el secretario de Estado de EU, John Kerry (i) durante la rueda de prensa de hoy en Berlín (EFE)

Kiev

El secretario de Estado estadunidense John Kerry se reunirá este sábado con dirigentes de la oposición ucraniana, mientras que el ejército de se país "dio un golpe sobre la mesa". Entre los opositores con los que Kerry se entrevistará, al margen de la Conferencia sobre seguridad de Múnich, Alemania, destacan el excampeón de boxeo Vitali Klitschko y el exministro Arseni Yatsenyuk.

Mientras la crisis se intensifica en Ucrania, Estados Unidos se unió a los países europeos que han multiplicado las misiones de mediación y las declaraciones desde hace dos meses. El viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozine, por su parte, criticó la iniciativa estadunidense a la que calificó de "circo".

El ejército ucraniano instó hoy al presidente Victor Yanukovich a adoptar "medidas de emergencia" para "estabilizar" el país, saliendo de su reserva después de más de dos meses de fuertes protestas que condujeron a la dimisión del gobierno. Los militares habían subrayado anteriormente que no intervendrían en esta crisis que divide al país y que según algunos analistas podrían desembocar en una guerra civil.

La entrada de este nuevo actor llega en un momento de impasse político en esta ex república soviética, donde el poder y la oposición se acusan mutuamente de ser responsables del conflicto. El presidente Yanukovich, por su lado, está oficialmente en "baja médica" desde el jueves. En un comunicado publicado en la página internet del ministerio de Defensa, los militares "instaron al jefe supremo del ejército (el jefe de Estado) a tomar medidas de emergencia (...) para estabilizar la situación del país".

Asimismo, consideraron "inaceptable la toma de edificios públicos" y advirtieron que una escalada de la contestación "amenazaría la integridad territorial" de Ucrania. Por el momento se desconoce cuáles son las medidas exigidas por el ejército. Hasta ahora el gobierno se había negado a proclamar el estado de emergencia.

Un militante de la oposición ucraniana, Dmytro Boulatov, que había sido secuestrado el 22 de enero y torturado durante una semana como sospechoso de organizar disturbios masivos, fue puesto en arresto domiciliario, informó hoy el ministerio del Interior, citado por Interfax. Boulatov fue encontrado abandonado en un bosque. Asimismo, los servicios de inteligencia investigan un intento de toma del poder por parte del partido de la ex primera ministra Iulia Timochenko.

El ministerio explicó que Boulatov era buscado desde el 24 de enero como "sospechoso de la organización de disturbios masivos", lo que lo hacía pausible de detención provisional. Pero teniendo en cuenta su estado de salud, el juez de instrucción pidió al tribunal que le diera la casa por cárcel. Su caso, así como otros similares, en total 33 desaparecidos entre los manifestantes opositores, según la ONG SOS Euromaidan, ha tenido fuerte repercusión en Europa y Estados Unidos. Entre los manifestantes 'secuestrados' se habría registrado un caso de muerte.

El propio Bulatov afirmó hoy que "fue crucificado y sufrió cortes" con navaja o cuchillo. Por su parte, los servicios especiales ucranianos (SBU) investigan un intento "golpista" tras examinar material de internet incautado al partido de Timochenko, señaló un responsable a Interfax. "Una investigación por intento de toma del poder fue abierta hoy (viernes)" contra 'X', tras examinarse el material internauta encontrado durante un allanamiento en la sede del partido Bat'kivschyna (Patria) en Kiev, dijo Maxime Lenko, jefe del departamento de investigación del SBU.

Estos actos son pasibles de una condena de hasta diez años de cárcel. Según Lenko, el examen de este material permitió constatar que la contestación al gobierno de Ucrania, desde fines de noviembre, "ha sido planificada (...) Así como el recurso a la fuerza contra los manifestantes, con el objetivo de socavar la autoridad del presidente".

Los europeos, por su parte, han multiplicado los llamados a la calma, ante el temor de que este conflicto -que ha dejado al menos cuatro muertos y más de 500 heridos- degenere. En la plaza de la Independencia, en pleno centro de Kiev, un puñado de opositores seguían hoy "montando guardia" junto a fogones, para enfrentar temperaturas de hasta 20 grados bajo cero.

"Estaremos aquí hasta la capitulación completa del poder", y la dimisión del presidente Yanukovich, afirma Micha, de unos cincuenta años. Desde que empezó el conflicto, Yanukovich hizo varias concesiones, como aceptar la dimisión de su gobierno, derogar un paquete de leyes que restringían la libertad de manifestarse y votar una amnistía para los manifestantes arrestados, pero los opositores rechazaron la condición impuesta: abandonar los edificios y calles ocupadas en un plazo de 15 días.

El jefe de Estado se encuentra de baja médica a causa de "una enfermedad respiratoria aguda". El movimiento de protesta nació a finales de noviembre tras la decisión repentina de Yanukovich de renunciar a firmar un acuerdo de asociación con la UE, negociado durante meses. Optó en cambio por un acercamiento a Rusia, que le concedió un crédito de quince mil millones de dólares y una reducción del precio del gas.