Kerry se reunirá en Roma el lunes con Lavrov

El secretario de Estado de EU hablará con su par ruso en la capital italiana de los recientes acontecimientos en Ucrania, Oriente Medio y Siria, tras autorizar el Congreso la entrega de armas ...
El secretario de Estado de EU, John Kerry, hoy en Bogotá, viajará a Europa la próxima semana
El secretario de Estado de EU, John Kerry, hoy en Bogotá, viajará a Europa la próxima semana (AFP)

Washington

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, se reunirá el lunes en Roma con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, para hablar de Ucrania, tras la decisión del Congreso estadunidense de autorizar la entrega de armas a Kiev.

Ucrania saludó el viernes el voto "histórico" en el Congreso estadunidense para autorizar la entrega de armas, incluso letales, a Kiev, y autoriza a adoptar nuevas sanciones contra Moscú, en el cuarto día de una tregua ampliamente respetada en el oriente ucraniano.

Kiev también ha pedido a la Unión Europea que "mantenga sobre la mesa" la posibilidad de nuevas sanciones contra Moscú. Rusia "juega un juego" y "trata de crear una pantalla de humo" sobre su papel en el conflicto, dijo en Bruselas el embajador ucraniano Constantin Yelisiev.

El departamento de Estado anunció hoy que Lavrov y Kerry hablarán el lunes de los recientes "acontecimientos" en Oriente Medio y en Ucrania, donde separatistas prorrusos apoyados por Moscú están en guerra contra el poder ucraniano en el este del país, y de Siria, arrasada por la guerra civil y cuyo régimen recibe el apoyo de Moscú.

La decisión del Congreso estadunidense es un primer paso de gran valor simbólico para Ucrania, que desde hace meses trata de convencer a sus aliados para que le vendan armas para sus soldados, mal equipados frente a unos rebeldes prorrusos apoyados, según Kiev y las potencias occidentales, por Rusia.

La decisión del Congreso no implica que el presidente estadunidense, Barack Obama, vaya necesariamente a entregar armas letales a las fuerzas ucranianas. Hasta ahora, sólo ha autorizado el suministro de armas como radares antimortero, gafas de visión nocturna o chalecos antibalas.

Moscú reaccionó diciendo que "lamenta profundamente" la decisión del Congreso de Estados Unidos, y criticó un texto "adoptado sin un verdadero debate" y que incluye aspectos de "confrontación abierta", según el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

No obstante, el texto ha sido enmendado en el último momento y ya no designa a Ucrania, Moldavia y Georgia como "aliados mayores no miembros de la OTAN", como temía Moscú. Según el ejecutivo estadunidense, el estatus privilegiado otorgado a Ucrania no aportará nada nuevo a Kiev.

Duplican el presupuesto militar

Este voto coincidió con el anuncio del ministro ucraniano de Defensa, Stepan Poltorak, de que en 2015 llamarán a filas a 40 mil soldados, dos veces más que en la última conscripción antes del inicio de la crisis. Otros 10,500 serán contratados. El número de efectivos pasará de los 232 mil actuales a 250 mil el año próximo, y se crearán nuevas unidades y fuerzas especiales.

En un país al borde de la quiebra y necesitado de ayuda urgente de varios miles de millones de dólares, el presupuesto militar se va a duplicar hasta sumar 50 mil millones de grivnas (unos tres mil millones de dólares).

En el terreno, la tregua iniciada el martes en el oriente separatista entre los rebeldes y el ejército estaba siendo globalmente respetada. Desde Sídney, donde se encuentra de visita, el presidente ucraniano Petro Poroshenko dijo hoy que la tregua es "real" en el este de Ucrania, donde no hubo muertos en las últimas 24 horas.

Sin embargo, el batallón de voluntarios ucranianos Azov, que defiende el estratégico puerto de Mariupol (este), anunció hoy dos bajas en sus filas, en una emboscada sufrida cerca de Pavlopil.

Asimismo, en zonas donde se han producido tiroteos, como cerca del aeropuerto de Donetsk y Shchastia, en la región rebelde vecina de Lugansk, testigos indicaron a la AFP que han sido mucho menos intensos.

Sin diálogo político

Aunque las partes del conflicto afirmen que la tregua se está respetando, están teniendo dificultades para establecer una calma duradera, después de ocho meses de conflicto que ha dejado más de 4,300 muertos.

En un primer momento se esperaba un encuentro el martes en Minsk entre representantes de Ucrania, Rusia, los rebeldes y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Sin embargo, hoy seguía sin saberse cuándo se producirá ese encuentro del llamado Grupo de Contacto.

Los separatistas prorrusos exigen negociar sobre el levantamiento del "bloqueo económico" a la zona bajo control rebelde, que Kiev ha dejado por completo de financiar. También piden un intercambio de prisioneros y la aplicación de leyes ucranianas que prevén amnistiar a ciertos combatientes rebeldes y darle más autonomía a los territorios bajo su control.

Las autoridades de Kiev, por su lado, quieren la anulación de las elecciones separatistas celebradas el 2 de noviembre en los territorios rebeldes, lo que parece ser uno de los puntos más litigiosos.

En el marco de una visita a Bogotá, el jefe de la diplomacia estadunidense discutió con Lavrov "la situación en Oriente Medio, incluyendo los recientes acontecimientos en Israel, Cisjordania, Jerusalén Este y la región, así como las iniciativas actuales en las Naciones Unidas".

"Estamos intentando descifrar qué tiene sentido y encontrar una vía para desactivar la situación y reducir el potencial de que se genere más conflicto", explicó Kerry a periodistas antes de volver al aeropuerto militar de Bogotá.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió esta semana a Israel que realice "una investigación rápida y transparente sobre las circunstancias de la brutal muerte" del ministro palestino Ziad Abu Ein en choques con soldados israelíes.

Abu Ein, de 55 años y encargado de asuntos vinculados a la colonización israelí en la Autoridad Palestina, falleció el miércoles tras participar en una manifestación contra las colonias cerca de un pueblo de Ramala, en la Cisjordania ocupada, que acabó degenerando en incidentes con el ejército de Israel.