Kerry pide a israelíes y palestinos inspirarse en Mandela

El secretario de Estado estadunidense consideró que nunca han estado las partes en conflicto tan cerca de la paz "desde hace años", al acabar una nueva misión diplomática en Oriente Medio.
Una foto de Nelson Mandela (i) con Yaser Arafat cuelga de un alambre de espinas ante soldados israelíes en el pueblo palestino de Bilin
Una foto de Nelson Mandela (i) con Yaser Arafat cuelga de un alambre de espinas ante soldados israelíes en el pueblo palestino de Bilin (AFP )

Tel Aviv

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, pidió hoy a israelíes y palestinos seguir el ejemplo de Mandela, y consideró que nunca han estado tan cerca de la paz "desde hace años", luego de su nueva misión en Oriente Medio. "Creo que estamos más cerca de lo que hemos estado desde hace años para traer la paz, la prosperidad y la seguridad que merece toda la gente de esta región", declaró Kerry a los periodistas que viajan con la delegación, antes de tomar su vuelo de regreso a Washington.

El secretario de Estado exhortó a los israelíes y palestinos a seguir el ejemplo de Nelson Mandela, ex presidente sudafricano e ícono de la lucha contra la injusticia, y criticó a "los pesimistas que se equivocan al creer que la paz en esta región es un objetivo imposible". "Está claro que el presidente [Mahmud] Abas y el primer ministro [Benjamin] Netanyahu siguen más decididos que nunca a seguir por este camino [de la paz] y a explorar todas las posibilidades porque ambas partes tienen el mismo objetivo: dos naciones para dos pueblos viviendo uno junto al otro en paz y en prosperidad", aseguró Kerry.

"Frente a los desafíos que vendrán en los próximos meses, debemos recordar el ejemplo de Nelson Mandela, no solo de sus palabras sino de sus acciones", declaró Kerry. Kerry se entrevistó con el Primer ministro israelí Benjamin Netanyahu tres veces en dos días, y con el presidente palestino Mahmud Abas. "Pero la paz ni la prosperidad no son posibles sin seguridad y Estados Unidos solo apoyará un acuerdo sobre el estatuto final si da más seguridad a los israelíes y a los palestinos que la actual", advirtió.

"El compromiso de Estados Unidos a favor de la seguridad de Israel es sólido", insistió el secretario de Estado que se mostró convencido de que "Israel es hoy más seguro" después del acuerdo sobre el programa nuclear iraní logrado entre las grandes potencias e Irán". Netanyahu se opuso firmemente a este acuerdo, pero Kerry se congratuló de que el Primer ministro israelí fuera "extremadamente constructivo y trabaje con nosotros sobre las próximas etapas". El jefe de la diplomacia estadunidense, que ha realizado ya ocho viajes desde marzo a Oriente Medio, se entrevistó durante dos horas y media esta mañana con Netanyahu en un gran hotel de Jerusalén-Oeste.

El jueves, ya se había entrevistado con él durante más de seis horas en total, para reiterarle que Israel es "primordial" para los estadunidenses, trátese de negociaciones sobre el tema nuclear iraní o del frágil proceso de paz con los palestinos. Sobre este último punto, Kerry se entrevistó el jueves durante más de tres horas, en Ramala, Cisjordania, con el presidente Mahmud Abas, e indicó que "discutió en detalle los asuntos de seguridad en la región, la seguridad para el Estado de Israel y la seguridad para la futura Palestina".

La diplomacia estadunidense presentó a sus interlocutores israelíes y palestinos sus "ideas" y "proposiciones" en materia de seguridad, en especial para Cisjordania en caso de creación de un Estado palestino. Pero son "muy malas ideas que no podemos aceptar", dijo anoche un responsable palestino. En las negociaciones israelo-palestinas, Israel exige que un futuro Estado palestino sea desmilitarizado y que el Estado hebreo pueda mantener allí una presencia militar a largo plazo en la frontera con Jordania.

Los palestinos insisten en el fin de la ocupación de su territorio, pero aceptan el despliegue de una fuerza internacional, una opción rechazada por Israel. El diario israelí Maariv, citando una fuente diplomática involucrada en las negociaciones sobre la seguridad, afirmó el viernes que la proposición de mediación estadounidense se "acercó considerablemente a las demandas israelíes". "Los estadunidenses aceptaron la posición de Israel sobre una presencia (militar) a largo plazo en el valle del Jordán contrariamente al pasado", escribió el Maariv.

El secretario de Estado, que relanzó las negociaciones de paz a fines de julio por nueve meses, reiteró que observó "avances", y mencionó una eventual nueva visita "tal vez en una semana más o menos" si las negociaciones avanzan. Pero el jefe de la delegación palestina en estas negociaciones, Saeb Erakat, declaró anoche a AFP que la situación es "todavía muy difícil".