"Así no es como se comportan las democracias": Kerry

El secretario de Estado estadunidense fustigó al gobierno de Venezuela por el "inaceptable" uso de la fuerza y no quiso responder a la oferta de diálogo lanzada por el presidente venezolano ...
John Kerry saluda al abordar su avión en el aeropuerto de Le Bourget en París, de regreso a EU tras su última gira
John Kerry saluda al abordar su avión en el aeropuerto de Le Bourget en París, de regreso a EU tras su última gira (AFP)

Washington, Caracas

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, condenó hoy en duros términos el "inaceptable" uso de la fuerza por parte del gobierno de Venezuela contra las manifestaciones opositoras, sin responder a una oferta lanzada por Caracas para emprender un diálogo bilateral. "El uso de la fuerza por parte del gobierno y la intimidación judicial contra ciudadanos y figuras políticas, que están ejerciendo su derecho legítimo a protestar, es inaceptable y solo incrementará la posibilidad de que exista violencia", dijo Kerry en un comunicado.

Pese a los llamados de la oposición y la comunidad internacional, el gobierno de Nicolás Maduro "ha confrontado a manifestantes pacíficos con la fuerza y en algunos casos con justicieros armados que declaran apoyar al régimen", dijo el jefe de la diplomacia estadunidense. "Ha detenido estudiantes y a una figura clave de la oposición", dijo, en referencia al líder Leopoldo López. "Ha limitado las libertades de expresión y de reunión necesarias para el debate político legítimo", siguió enumerando.

Criticó las "restricciones a la prensa", evocando que la cadena estadunidense CNN denunció que el gobierno revocó credenciales de sus periodistas en Venezuela. "Así no es como se comportan las democracias", sentenció. Kerry instó al gobierno venezolano a liberar a todos los detenidos e "iniciar un proceso genuino de diálogo con la oposición democrática". "La solución a los problemas de Venezuela solo puede encontrarse a través del diálogo con todos los venezolanos, en un libre intercambio de ideas y en un clima de respeto mutuo", dijo Kerry, quien también llamó a la oposición a la calma.

El diplomático no hizo mención de la oferta que lanzó Maduro en la jornada a Barack Obama para iniciar un diálogo bilateral destinado a mejorar las tirantes relaciones y a intercambiar embajadores, de los que carecen ambos gobiernos desde 2010. Maduro acusa a Washington de fomentar las protestas que desde hace casi tres semanas se registran en Venezuela, y que han degenerado en hechos violentos, registrándose hasta la fecha nueve muertos y varias decenas de heridos.

"Convoco a un diálogo con usted presidente Obama (...), entre la Venezuela patriota y revolucionaria y Estados Unidos y su gobierno. Acepte el reto y vamos a iniciar un diálogo de altura y pongamos sobre una mesa la verdad", dijo Maduro en rueda de prensa con corresponsales extranjeros. En su encuentro con corresponsales, Maduro se refirió ampliamente a las profundas diferencias políticas y diplomáticas de Venezuela con Estados Unidos y que condujeron al retiro de embajadores en 2010 y a la expulsión de al menos ocho funcionarios estadunidenses de la embajada en Caracas en el último año, tres de ellos el pasado domingo.

Las agencias de Estados Unidos "han dado luz verde al derrocamiento del gobierno que yo presido", denunció Maduro al sostener sin embargo que Obama podría ser capaz "de iniciar un cambio de política" de Washington hacia América Latina y El Caribe. "Yo estoy dispuesto a regresar y nombrar embajador venezolano en Estados Unidos para que cumpla el papel de la vía diplomática y política (...). Designemos embajadores así no sean aprobados todavía para que se sienten a hablar, yo designo a Roy Chaderton", actual representante de Venezuela ante la OEA, añadió el presidente.

"Designe usted al (secretario de Estado) John Kerry o a quien quiera designar. Yo designo al canciller Elías Jaua para ir a un diálogo, a un debate", añadió Maduro dirigiéndose a Obama, antes de reconocer que ese diálogo sería "difícil, complejo". A mediados de 2013, Jaua y Kerry iniciaron acercamientos para restablecer la relación a nivel de embajadores, pero en septiembre fueron suspendidos luego de que la encargada de negocios y dos funcionarios más fueron expulsados acusados de reunirse con miembros de la oposición para promover acciones para desestabilizar al gobierno de Maduro.

El gobierno de Maduro, que el 12 de febrero enfrentó la mayor protesta opositora desde que entró en funciones en abril de 2013, ha acusado a la oposición venezolana, a la que tacha de "fascista", de fomentar un golpe de Estado con el apoyo de sectores de la extrema derecha de Estados Unidos y Colombia. Esta semana, Obama calificó de "inaceptable" la violencia que se ha desencadenado en Venezuela y llamó al gobierno a entablar un diálogo con la oposición y a liberar a los detenidos, algo que provocó el enojo del gobierno chavista, que "repudió tajantemente" y calificó "una nueva y grosera injerencia" esas declaraciones.

Maduro volvió hoy a criticar a la cadena estadunidense CNN por su cobertura de las violentas marchas estudiantiles, que según él quería hacer ver que en el país caribeño "hay una guerra civil", y le pidió que rectificara para evitar su salida de la parrilla de la televisión por cable venezolana. "Confío en la rectificación de CNN, yo sé que ellos quieren quedarse en Venezuela. Cubran Venezuela, pero con equilibrio. Traten de buscar un poco de equilibrio por la paz de este país", dijo Maduro, que la semana pasada ordenó sacar del aire al canal colombiano de noticias NTN24.

"Todo el que quiera estar en la TV tiene que respetar la ley, critiquen lo que tengan que criticar, pero no intenten llevar al país a un conflicto violento", agregó. Las protestas en Venezuela, convocadas principalmente por estudiantes, se desataron a principios de febrero en San Cristóbal (este) por la ola de violencia que golpea al país y sobre todo a campus estudiantiles. Las manifestaciones se han multiplicado en distintas localidades con nuevas consignas, como la denuncia de la crisis económica, y han dejado por ahora nueve muertos.

Pese a las tensiones en el plano político, Estados Unidos es el principal cliente del petróleo de Venezuela, que cuenta con las mayores reservas de crudo en el mundo.