Kerry, en Israel para intentar relanzar el proceso de paz

El secretario de Estado de EU llegó a Tel Aviv en un momento de crisis en el diálgo entre israelíes y palestinos, debido a la expansión de las colonias judías y las quejas palestinas ante la ...
Kerry (d), con Dalia Rabin-Pelossof (I), hija del asesinado primer ministro Yitzhak Rabin, en Tel Aviv
Kerry (d), con Dalia Rabin-Pelossof (I), hija del asesinado primer ministro Yitzhak Rabin, en Tel Aviv (AFP)

Jerusalén

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llegó hoy a Israel para tratar de dar un nuevo impulso al proceso de diálogo entre israelíes y palestinos, que se encuentra en una situación delicada por la expansión de las colonias judías y las quejas palestinas ante la falta de avances.

Kerry llegó esta noche al aeropuerto de Ben Gurión y se desplazó a Tel Aviv, donde visitó el memorial de Isaac Rabin, el primer ministro israelí asesinado en 1995 por un estudiante de la derecha radical opuesto a sus ideas de entregar territorio a cambio de paz a los palestinos.

El jefe de la diplomacia estadunidense dijo que los israelíes pueden estar seguros de que EU permanecerá a su lado a lo largo del camino y destacó la importancia de alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos, así como el compromiso de Washington con la solución de dos Estados.

Mañana, miércoles, se entrevistará en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y en la ciudad cisjordana de Belén con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás. La visita se produce días después de que Israel dejara en libertad a 26 presos palestinos y anunciara a continuación planes para expandir 1.500 nuevas viviendas en asentamientos de Jerusalén Este y Cisjordania.

En los últimos días fuentes oficiales palestinas se han quejado de que en las conversaciones los enviados estadunidenses parecen actuar más como observadores pasivos que como mediadores. Algunos medios apuntaron que el pasado jueves el responsable palestino Saeb Erekat amenazó a Abás con retirarse del diálogo por la falta de compromiso de Israel tras el anuncio de nuevas viviendas en colonias, aunque este extremo fue desmentido posteriormente por el propio jefe negociador.

Abás tiene previsto pedir a Kerry que Estados Unidos presente un marco de referencia para un acuerdo permanente antes de que venza el plazo de negociación al que se comprometieron las partes y que concluye en marzo, según el diario israelí Haaretz. Por su parte, el primer ministro israelí aseguró el lunes en una reunión parlamentaria de su partido Likud que su Gobierno examinará cualquier propuesta de paz, pero recalcó que no aceptará "dictados externos" en las actuales negociaciones con los palestinos.

Sus palabras aludían a las declaraciones de Zahava Gal-On, diputada y presidenta del partido de izquierdas israelí Meretz, sobre que Washington, principal impulsor del diálogo, prevé presentar una propuesta de paz a ambas partes en enero. Desde que reanudaron la negociación directa a finales de julio y tras casi tres años de parón, israelíes y palestinos han mantenido cerca de quince encuentros en Jerusalén y Jericó.

La visita de Kerry ocurre cuando, según la prensa israelí, Israel propuso que el trazado de la barrera de separación en Cisjordania pueda ser una base para las discusiones de paz, y no las líneas de antes de 1967,como lo reclaman los palestinos.

Los negociadores israelíes propusieron a sus homólogos palestinos que esta barrera (cuyo trazado está 85% en Cisjordania, aislando 9.4% del territorio palestino, Jerusalén Este incluido, según la ONU) sirva de punto de partida a las discusiones, informó hoy el diario Yediot Aharonot y la radio pública israelí.

Además, Israel quiere conservar algunas colonias judías aisladas de Cisjordania - Beit El, Psagot y Nokdim -, según las mismas fuentes. Interrogado, un portavoz de Netanyahu no confirmó estas informaciones, indicando que no comentaba las negociaciones que están en curso, sobre las que Kerry impuso a ambas partes un silencio mediático.

El asunto del estatuto de Jerusalén también fue abordado, indican los medios de prensa israelíes. "Los detalles no son claros pero durante un encuentro se discutió sobre una zona en la que ambas partes podrían circular libremente", afirmó el diario Yediot, que agregó que a petición de Israel, la mayoría de las reuniones versaron sobre la seguridad.

Interrogado sobre ese punto, un alto responsable israelí indicó bajo anonimato que Israel "dijo claramente a los palestinos que Jerusalén seguiría unificado bajo soberanía israelí". El presidente Abas reiteró por su parte hoy estar "en serio por la paz y creer en la paz con Israel", en una conferencia de prensa conjunta con el jefe de Estado polaco Bronislaw Komorowski en Belén, en Cisjordania.

Los negociadores palestinos piden que las discusiones se lleven a cabo con base en las líneas anteriores al inicio de la ocupación israelí de Jerusalén-Este, Cisjordania y la franja de Gaza en junio de 1967, con intercambios territoriales equivalentes. Israel exige mantener una presencia militar a largo plazo en el valle del Jordán y que los intercambios de territorio sean dictados por sus necesidades de seguridad, afirmó a la AFP una fuente palestina cercana al expediente que pidió el anonimato.