Kerry pide a Egipto respaldar la libertad de prensa

Washington desbloqueó parte de la ayuda militar al país árabe que había sido interrumpida desde el golpe de Estado contra el islamista Mohamed Mursi.
John Kerry habla con el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi (d),  antes de entrevistarse esta noche en El Cairo
John Kerry habla con el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi (d), antes de entrevistarse esta noche en El Cairo (AFP)

El Cairo

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, de visita en El Cairo, pidió hoy a Egipto respaldar la libertad de prensa, la víspera de que se pronuncie un veredicto en el juicio contra periodistas de Al Jazeera, acusados de apoyar a los islamistas. En este caso, que ha provocado una ola de protesta internacional, nueve acusados, entre ellos tres periodistas del canal catarí, así como otras once personas juzgadas en ausencia, corren el riesgo de ser condenadas a entre 15 y 25 años de cárcel, según un abogado de la defensa.

Dieciséis egipcios están acusados de pertenecer a una "organización terrorista" - los Hermanos Musulmanes del derrocado presidente islamista Mohamed Mursi - y cuatro extranjeros por haber difundido "informaciones falsas" para apoyar a la cofradía. Los acusados -- entre los cuales figura el periodista egipcio-canadiense Fadel Fahmy, su colega australiano Peter Greste y el egipcio Baher Mohamed se encuentran detenidos desde hace casi 160 días -- y denuncian en cada audiencia un juicio "injusto" y "político", así como pruebas "totalmente fabricadas".

Asimismo, Kerry afirmó que Egipto atraviesa "un momento crítico" en su transición a la democracia, mientras se anunció el reinicio de una importante ayuda militar bloqueada desde el golpe militar contra el presidente islamista Mohamed Mursi. "Éste es un momento crítico en la transición en Egipto, con tremendos desafíos", dijo Kerry al encontrarse con el ministro de Relaciones Exteriores, Sameh Shukri.

Esta visita es la primera parada de una gira por Oriente Medio y Europa para tratar la crisis en Irak. Antes de reunirse con Al Sisi, Kerry adelantó que "Estados Unidos está muy interesado en trabajar estrechamente" con el nuevo gobierno "para llevar adelante esta transición con la mayor celeridad y calma posibles".

La visita de Kerry, que es el mandatario de mayor rango de EU que visita oficialmente el país desde la investidura del nuevo presidente, tiene lugar al día siguiente de la confirmación de la pena de muerte del jefe de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y otros 182 partidarios de Mursi. La represión de los pro Mursi y de su hermandad, declarada "terrorista" y prohibida, ha dejado en cerca de un año más de 1,400 muertos y unas quince mil detenciones.

Simultáneamente a la llegada de Kerry, fuentes estadunidenses anunciaron que Estados Unidos había desbloqueado 572 millones de dólares de ayuda a Egipto hace una decena de días, tras haber recibido luz verde del Congreso. Este tramo representa una parte importante de la ayuda estadunidense a su gran aliado árabe -1,500 millones de dólares, de los cuales 1,300 millones en ayuda militar- que fue congelada en octubre.

La administración estadunidense la condiciona a la puesta en marcha de reformas democráticas tras el derrocamiento y detención por parte del ejército en julio de 2013 del presidente islamista Mohamed Mursi, el primer jefe de Estado elegido democráticamente en el país.

En abril, responsables estadounidenses anunciaron que la reanudación de la ayuda estaba prevista, con la entrega, entre otras cosas, de 10 helicópteros Apache para respaldar al ejército egipcio que se enfrenta a ataques reivindicados de insurgentes yihadistas casi diarios en la península desértica del Sinaí. Los diez helicópteros siguen en Estados Unidos, pero Kerry aseguró que "confiaba" en que "los Apaches llegarán muy muy pronto".