Kerry admite que Asad mejoró su posición en el conflicto sirio

El secretario de Estado de EU negó que la política de su país en el conflicto hubiera fracasado, mientras en Londres el IISS afirmaba que "ningún bando en Siria tiene en la actualidad una ventaja ...
El humo causado por un barril explosivo lanzado por un helicóptero militar sirio asciende en Daraya, al suroeste de Damasco
El humo causado por un barril explosivo lanzado por un helicóptero militar sirio asciende en Daraya, al suroeste de Damasco (AFP)

Washington, Londres

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, admitió hoy que el presidente sirio, Bashar al Asad, estaba mejorando su posición en el terreno, pero negó un fracaso de la política de Estados Unidos en Siria. "Es justo decir que Asad ha mejorado un poco su posición, sí. Pero aún sigue sin triunfar. Estamos en tablas", declaró Kerry durante una entrevista con la cadena de televisión CNN.

Interrogado sobre si creía que había fracasado la política de Estados Unidos en ese país de Oriente Medio, en el que sigue aumentando el número de muertos a raíz de la guerra civil, respondió: "No". Al comienzo de esta semana, el departamento de Estado negó informaciones de prensa en el sentido de que Kerry había declarado en privado a legisladores estadunidenses de que era el momento de cambiar la estrategia en Siria, donde murieron alrededor de 136 mil personas y millones abandonaron sus hogares.

"No quiero poner ningún tipo de excusas. Queremos que esto avance más rápido. Queremos hacerlo mejor", declaró Kerry a CNN. Enero de 2014 fue el mes en el que hubo más muertos en todo el conflicto sirio, con seis mil víctimas, y Kerry dijo que Washington "siempre está evaluando si podemos y debemos hacer algo más".

Mientras, en Londres, el experto en fuerzas de tierra del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), Ben Barry, afirmó que "ningún bando en Siria tiene en la actualidad una ventaja decisiva" que le permita ganar la guerra a corto plazo. En una rueda de prensa para presentar el informe anual "El balance militar 2014", sobre la capacidad defensiva de los distintos países, Barry insistió en que "es improbable que se produzca un giro decisivo en el campo de batalla (del país árabe) en al menos seis meses".

El ex comandante del Ejército del Reino Unido confirmó que "varios centenares de británicos" han viajado a Siria para participar en el conflicto, al tiempo que el Gobierno de David Cameron endurece las medidas de castigo para los que regresan. Al presentar su informe, que, entre otras materias, analiza el gasto de defensa en el mundo, el IISS confirmó que Estados Unidos se mantiene como la primera potencia militar mundial, mientras que el Reino Unido, que ha aplicado severos recortes presupuestarios, ha pasado a la quinta posición, por detrás de Arabia Saudí.

Pese al ascenso de China, que ha incrementado significativamente su presupuesto, "Estados Unidos continúa siendo la potencia preeminente en el mundo", aseguró el experto en fuerzas navales y seguridad marítima del instituto, Christian Le Mière. "En términos de proyección de poder, Estados Unidos y sus aliados occidentales seguirán siendo dominantes al menos durante las próximas dos décadas", aseveró.