Kerry expone a Abás propuesta para paz con Israel

El secretario de Estado de EU se entrevistó con el presidente palestino para explicarle las líneas generales de acuerdo que serviría para solucionar el conflicto en Oriente Medio.
John Kerry y el presidente palestino Mahmud Abbas hablan previo a su una reunión en el complejo presidencial en la ciudad cisjordana de Ramalá.
John Kerry y el presidente palestino Mahmud Abbas hablan previo a su una reunión en el complejo presidencial en la ciudad cisjordana de Ramalá. (Reuters)

Ramalá

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, se entrevistó hoy con el presidente palestino, Mahmud Abás, para exponerle las líneas generales del acuerdo que propone a las partes como base para la solución del conflicto en Oriente Medio.

Kerry fue recibido en la capital administrativa de Cisjordania por un grupo de manifestantes opuestos a su iniciativa, que también fue rechazada por uno de los asesores de Abás, Yaser Abed Rabo, quien dijo que no tiene "ningún valor".

"Kerry cobarde, no hay sitio para ti en Palestina" y "Vete a casa" eran algunos de los eslóganes con los que los manifestantes recibieron al secretario de Estado.

Unos 300 activistas del Frente Democrático de Liberación de Palestina evocaron lemas y eslóganes de las protestas en El Cairo que pusieron fin al Gobierno de Hosni Mubarak en 2011, así como otras contra Estados Unidos, entre ellas la de que "los americanos son enemigos" del pueblo palestino.

Decenas de agentes del orden impidieron que la marcha pudiera avanzar del centro de Ramala hacia el complejo presidencial.

De la entrevista entre Kerry y Abás no trascendió información, pero de las declaraciones de Abed Rabo, uno de los líderes palestinos más moderados, al diario Al Hayat, se desprende el descontento generalizado en la cúpula política de Ramalá.

Abed Rabo, secretario general de la OLP, dijo que el acuerdo marco ofrecido beneficiaba a Israel porque "restringe la soberanía palestina en la tierra palestina", aparente alusión a la posibilidad de que Israel mantenga alguna presencia en el Valle del Jordán.

"La parte palestina ni siquiera mirará este pedazo de papel sin valor", afirmó.

Con el acuerdo marco, el jefe de la diplomacia estadounidense quiere afianzar al diálogo que comenzó en julio pasado y mantener a las partes sentadas en la mesa de negociaciones más allá del plazo original de nueve meses que concluye en abril.

Ese documento, que ni siquiera tendría que ser firmado, aborda las cuestiones más importantes en litigio entre israelíes y palestinos, como son la delimitación de fronteras, los mecanismos de seguridad, la división de Jerusalén y el problema de los refugiados palestinos.

Kerry, que mañana tiene programada una segunda entrevista con Abás, llegó a Ramala procedente de Jerusalén, donde se reunió por la mañana con el ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, y a mediodía con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y la jefa de negociaciones Tzipi Livni.

Lieberman dijo a su colega estadounidense que cualquier acuerdo entre israelíes y palestinos debe incluir "sólidas bases para la seguridad de Israel y una economía estable para los palestinos".

También le expresó su preocupación por el "día de después", cuando una vez creado el Estado palestino los países árabes vecinos quieran repatriar a millones de refugiados, lo que crearía a su entender "una situación humanitaria muy difícil".

"Suponiendo que las diferencias que existen actualmente en las cuestiones fundamentales entre nosotros y el lado palestino sean resueltas, (el acuerdo) también debe tener en consideración el futuro después de la creación de un Estado palestino", subrayó.

"En la actualidad hay alrededor de 800 mil refugiados palestinos en la Autoridad Palestina y, en el caso de que se les sumaran casi tres millones de refugiados de los países vecinos, la situación económica será muy difícil en ese Estado, lo que podría conducir a la frustración y la violencia y el deterioro de la seguridad", matizó.

El jefe de la diplomacia israelí consideró, no obstante, que es "muy importante seguir el diálogo entre Israel y los palestinos".

Kerry llegó a la zona ayer en su décima visita para impulsar el proceso de paz de Oriente Medio, y poco después de aterrizar en Tel Aviv, presentó las bases del acuerdo marco al primer ministro israelí, con quien cenó y mantuvo una primera conversación de cinco horas.