Kenia pide a ciudadanos que sigan el Mundial desde sus casas

Tras los ataques terroristas en la costa que dejaron casi 60 muertos, las autoridades temen nuevos atentados a gente que se encuentre en lugares públicos, mientras EU ordenó la evacuación parcial ...
Clientes de un centro de entretenimiento ven un partido del Mundial de Futbol en Nairobi
Clientes de un centro de entretenimiento ven un partido del Mundial de Futbol en Nairobi (AFP)

Nairobi

El gobierno de Kenia pidió hoy a sus ciudadanos que sigan los partidos del Mundial de fútbol de Brasil en sus casas, y no en lugares públicos, menos de una semana después de unos ataques que dejaron cerca de 60 muertos. "En la medida de lo posible, se aconseja a los kenianos que vean los partidos del Mundial en la comodidad de sus casas, y no en lugares abiertos abarrotados y desprotegidos", indicó en un comunicado el ministerio del Interior.

"Aunque el gobierno ha reforzado la seguridad en todas las partes del país, se avisa a los propietarios de bares y restaurantes de que deben mantenerse muy alertas en sus zonas de trabajo", añade el comunicado. Esto, apunta el comunicado, garantizará la seguridad "frente a los criminales que puedan tratar de aprovechar el Mundial para cometer actos criminales y violentos".

El domingo por la noche, unos hombres armados atacaron la ciudad costera de Mpeketoni, cerca de la isla de Lamu, muy frecuentada por los turistas, y mataron a cerca de 50 personas. El ataque se produjo cuando la gente veía un partido del Mundial de fútbol en los cafés y los hoteles. En otro ataque, en un pueblo cercano, murieron nueve personas más la siguiente noche.

Ambos ataques fueron reivindicados por los islamistas somalíes 'shebab', en venganza por la intervención de tropas kenianas en territorio somalí contra los extremistas.

Mientras, Estados Unidos anunció hoy la evacuación de parte de su personal de su embajada en Kenia hacia otros países, al invocar riesgos de seguridad tras una serie de atentados en la costa turística reivindicados por islamistas somalíes shebab. "Vistos los recientes cambios en la situación de seguridad en Kenia, la embajada está desplazando parte de sus empleados hacia otros países", señaló el Departamento de Estado en un comunicado, sin precisar el destino de los funcionarios.

Señaló, sin embargo, que su embajada en Nairobi "permanecerá abierta" y funcionará "normalmente". El departamento de Estado recordó además que impuso restricciones a los funcionarios diplomáticos a sus desplazamientos hacia las zonas costeras turísticas que fueron blanco de los atentados de los últimos días.

"Desde hace un año y medio hubo numerosos ataques con armas de fuego, granadas y artefactos explosivos en Kenia", que provocaron "más de cien muertes y centenas de heridos". Los servicios de seguridad kenianos abatieron el jueves a cinco personas sospechadas de estar implicadas en dos atentados mortales perpetrados en los últimos días cerca de la costa turística.

El domingo y el lunes pasados, dos atentados nocturnos causaron alrededor de 60 muertos en la localidad de Mpeketoni y una aldea vecina del archipiélago turístico de Lamu (este). Los shebab, vinculados Al Qaeda, a los cuales los kenianos combaten en Somalia, reivindicaron estos ataques, pero el presidente keniano, Uhuru Kenyatta, negó la participación de los islamistas y acusó a "redes políticas locales" ligadas a "bandas criminales".