En español, Kaine ofrece una reforma migratoria

Al ser presentado por la aspirante demócrata a la Casa Blanca como su compañero de fórmula, el senador promete que de ser electos habrá un plan a favor de indocumentados “en 100 días”.
Ambos contendientes hablaron ante miles de simpatizantes en Miami, Florida.
Ambos contendientes hablaron ante miles de simpatizantes en Miami, Florida. (Scott Audette | Reuters)

Miami

El senador Tim Kaine habló ayer en español en su primer discurso como candidato demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos y prometió un paquete de reforma migratoria en los primeros 100 días de un eventual gobierno de Hillary Clinton.

Ante miles de simpatizantes que llenaron la Arena de la Universidad Internacional de Florida (FIU), Kaine aseguró que comparte los valores de la comunidad latinoamericana en EU y lamentó que la reforma migratoria lleve tres años en espera de ser aprobada.

"Cualquier persona que ame tanto a Estados Unidos merece estar aquí", pronunció Kaine en perfecto español, idioma que utilizó hasta en cinco ocasiones para articular frases en su discurso de 40 minutos, en el que agradeció a Clinton haberlo elegido como compañero de fórmula.

Recordó que el Partido Demócrata presentó en el Senado un proyecto de reforma migratoria hace tres años y "estamos esperando todavía que la Cámara de Representantes tenga un voto (...). Vamos a trabajar en eso en los primeros 100 días de la administración".

El actual senador por el estado de Virginia abrió su alocución con un saludo en español: "Bienvenidos todos a nuestro país (...), todos somos americanos".

Kaine, de 58 años, se declaró admirador de Hillary Clinton desde la década de 1990 y lanzó severas críticas al candidato republicano Donald Trump.

Sobre la ex primera dama, quien será proclamada candidata presidencial en la Convención Nacional Demócrata la próxima semana, Kaine adelantó: "Vamos a ser compañeros del alma".

Al hablar sobre quién es y de dónde viene, explicó que durante el año que pasó en Honduras con los jesuitas, "aprendí los valores de mi pueblo, fe, familia y trabajo. Los mismos valores de la comunidad latina aquí en nuestro país, ¿verdad?", preguntó a la multitud.

Resaltó que EU tiene una gran diversidad de razas y, sin importar la religión u orientaciones, "debe ser un país de bienvenida e inclusión".

Antes del discurso de Kaine, Clinton lo presentó oficialmente como su compañero de fórmula y afirmó que "está ampliamente calificado para el puesto" de vicepresidente y lo describió como "un progresista a quien le gusta cumplir".

Clinton aseguró que Kaine representa "todo lo que no son Donald Trump y Mike Pence", integrantes de la fórmula presidencial republicana.

La ex primera dama calificó a Kaine como partidario de la igualdad de derechos de los homosexuales y transexuales, y destacó su respaldo a la reforma migratoria.

Por su parte, Trump lanzó ayer duras críticas contra Kaine tratando de abrir una brecha entre el ala más progresista y la más favorable a la vieja guardia del Partido Demócrata.

"Tim Kaine es, y siempre ha sido, propiedad de los bancos", atacó Trump en Twitter.

El magnate consideró que las personas que votaron por el senador progresista Bernie Sanders, en el proceso de primarias demócratas, deben de sentirse "indignados" porque "su última elección" era Kaine, fuerte defensor del libre comercio, una posición muy diferente a la de Sanders.

"¡Bernie luchó para nada!", clamó Trump en Twitter.

Trump y Sanders se sitúan en extremos ideológicos opuestos pero a ambos les une la oposición a los pactos económicos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el Acuerdo de Asociación Transpacífico, acordado en febrero pasado por 12 naciones que representan casi 40% del PIB mundial.

Trump ha sugerido que puede ganarse a los votantes de Sanders debido a que ambos responsabilizan a los tratados de libre comercio de la pérdida de millones de empleos en las fábricas de EU.