Arrestan a líderes del KKK por apuñalar a otro en mitin pro Trump

El incidente se produjo antes del "Desfile de la victoria de Trump", organizado por el grupo en Roxboro, Carolina del Norte, en la que asistentes gritaron consignas a favor de la supremacía blanca.
En los años 60, en plena batalla por los derechos civiles de los negros, el KKK contaba con 40 mil miembros.
La victoria de Trump ha sido muy celebrada por grupos que defienden la supremacía blanca en Estados Unidos. (John Bazemore | AP)

Los Ángeles

Dos líderes del Ku Klux Klan (KKK) fueron arrestados en Carolina del Norte (sureste) por apuñalar a un compañero horas antes de un desfile de la organización para celebrar la elección de Donald Trump, informaron las autoridades estadounidenses este martes.

Un vocero de la oficina del sheriff del condado de Caswell dijo a la AFP que William Hagen y Christopher Barker fueron detenidos el sábado después de apuñalar en el pecho a Richard Dillon.

TE RECOMENDAMOS: El Ku Klux Klan y Trump, los enemigos comunes de México

El funcionario, que pidió no ser identificado, explicó que el hecho se produjo por una discusión que se tornó violenta.

Hagen ha sido identificado como el líder, o "Gran Dragón", de la facción de los Leales Caballeros Blancos del KKK en California (oeste). Barker es el fundador, o "Mago Imperial", de los Caballeros en Carolina del Norte.

Ambos fueron acusados de asalto con arma letal, luego de que Dillon fuera a la policía y deberán comparecer ante una corte el miércoles.

El incidente se produjo horas antes del "Desfile de la victoria de Trump", organizado por el KKK en Roxboro (Carolina del Norte), en la que los participantes gritaron consignas a favor de la supremacía blanca.

Hagen fue uno de los varios miembros de la organización involucrados en febrero en el mitin "White Lives Matter" (Las vidas blancas importan) en Anaheim, al sureste de Los Ángeles, que terminó en violencia.

La victoria de Trump ha sido muy celebrada por grupos que defienden la supremacía blanca en Estados Unidos. El exlíder David Duke expresó su apoyo al presidente electo.

Trump se ha deslindado del KKK y condenado las declaraciones de Duke, aunque algunos consideran que no con la suficiente fuerza.

jamj