Justicia de EU inculpa a diplomáticos rusos de fraude por 1.5 mdd

La estafa sistemática del programa médico Medicaid por los funcionarios y sus mujeres tuvo lugar entre 2004 y agosto de 2013 cuando los sospechosos trabajaban en la misión rusa en la ONU, el ...

Nueva York

La justicia estadunidense inculpó hoy a 49 actuales y ex diplomáticos rusos y sus mujeres de un "bochornoso" fraude por 1.5 millones de dólares a través de una estafa "sistemática" del programa médico Medicaid para familias pobres en Nueva York. El supuesto fraude tuvo lugar entre 2004 y agosto de 2013 cuando los sospechosos trabajaban en la misión rusa en Naciones Unidas, el consulado y la misión comercial de ese país en Nueva York.

Los inculpados están acusados de haber mentido sobre sus verdaderos ingresos para reclamar beneficios del programa federal Medicaid a la hora de pagar servicios médicos. El monto total de la estafa a Medicaid, un programa para familias estadounidenses pobres, asciende a 1.5 millones de dólares. El fiscal federal de Manhattan, Preet Bharara, denunció una "corrupción sistemática y bochornosa" de parte de los diplomáticos rusos en Nueva York que se aprovecharon de un sistema de salud diseñado para ayudar los estadunidenses necesitados.

"La diplomacia debe ocuparse de extender las manos, no de meterlas en los bolsillos del país anfitrión", dijo. Al mismo tiempo que perpetraban el fraude, los inculpados "gastaron decenas de miles de dólares en productos de lujo, incluyendo cruceros y compras de relojes, zapatos y joyería en tiendas como Tiffany & Co., rada, Bloomingdale's y Burberry". Medicaid garantiza atención médica a las mujeres embarazadas y al bebé hasta un año de edad en las familias de bajos recursos sin importar su nacionalidad sobre la base de que los niños nacidos en Estados Unidos obtienen automáticamente la ciudadanía del país.

De los 49 inculpados, once aún se encuentran aún en Estados Unidos. Los diplomáticos gozan de inmunidad, aunque el Departamento de Estado norteamericano puede pedir la suspensión de este privilegio. Cinco trabajan en la misión rusa de la ONU, cinco son sus esposas y uno está empleado en la embajada de Rusia en Washington DC luego de haber pasado por el consulado en Nueva York.