Justicia guatemalteca sentencia a ex guerrillero por masacre indígena

Fermín Solano, conocido como Teniente David, fue condenado en un tribunal de Chimaltenango a 90 años de prisión como culpable de la masacre de 22 indígenas entre el 22 y 25 de noviembre de 1988 ...

Chimaltenango

Un tribunal guatemalteco condenó hoy a 90 años de prisión a un ex guerrillero por la masacre de 22 indígenas durante la guerra civil (1960-1996), convirtiéndose así en el primer ex rebelde sentenciado en este país por este tipo de causa. "Este tribunal declara que el acusado Fermín Solano es responsable del delito consumado de asesinato en forma continuada (...) y delitos contra los deberes de la humanidad", dijo el juez Walter Jiménez al leer la sentencia en la ciudad de Chimaltenango, 60 km al oeste de la capital guatemalteca.

El ex jefe guerrillero fue condenado a 60 años de cárcel por el delito de asesinato en forma continuada y 30 por delitos de lesa humanidad, según la sentencia dictada en una pequeña sala del Tribunal de Sentencia de Chimaltenango, abarrotada por unos 30 periodistas y cinco familiares del sentenciado.

Solano, conocido con el seudónimo de Teniente David, fue encontrado culpable de la masacre de 22 indígenas ocurrida entre el 22 y 25 de noviembre de 1988 en la aldea El Aguacate, del municipio de San Andrés Itzapa, en Chimaltenango, a 65 km al oeste de la capital. Jiménez comentó que el tribunal valoró los testimonio de tres ex comandantes guerrilleros que reconocieron que Solano había actuado sin el consentimiento de la alta comandancia guerrillera en la ejecución de los indígenas.

Además, le dieron valor probatorio a las autopsias e informes médicos de las víctimas, así como a recortes de prensa de la época que informaban sobre el asesinato de los 22 indígenas, a quienes acusó de colaborar con el Ejército. "La población tenía derecho a la verdad para que estos hechos no queden impunes y no se vuelvan a repetir", afirmó el juez, pese a la falta de presencia de familiares de las víctimas o de organizaciones humanitarias.

La fiscalía había solicitado una pena de 690 años de prisión para el ex jefe guerrillero, pero el tribunal la consideró "cruel e inhumana", indicó. El juicio oral y público contra Solano, que comenzó el pasado 27 de febrero, concluyó esta mañana, cuando el ex rebelde se declaró inocente y pidió su libertad.

"David", capturado el 2 de mayo de 2013 en Ciudad de Guatemala, es el primer miembro de la antigua guerrilla acusado por una masacre perpetrada durante la guerra civil que duró 36 años. Un informe de la ONU presentado en 1999 indica que la guerra dejó 200 mil muertos o desaparecidos y responsabilizó del 93% de las violaciones de derechos humanos a fuerzas del Estado, un 3% a la guerrilla y sin identificación al resto.