Justicia española halla más conexiones en México de los Pujol

Un juez español acusó a Jordi Pujol Ferrusola, hijo del ex presidente del gobierno autónomo de Cataluña, de cobrar catorce millones de euros en el Proyecto Azul de Cortez, un desarrollo turístico ...
Jordi Pujol Ferrusola, durante una comparecencia ante el parlamento de Cataluña en relación a sus negocios privados
Jordi Pujol Ferrusola, durante una comparecencia ante el parlamento de Cataluña en relación a sus negocios privados (EFE)

Madrid

Un juez español de la Audiencia Nacional descubrió nuevos tentáculos en México de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del ex presidente de Cataluña, Jordi Pujol, a quien acusó de cobrar 14 millones de euros en el Proyecto Azul de Cortez, un desarrollo turístico, residencial y de ocio en Baja California.

En concreto, el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata señaló en un auto judicial que Pujol Ferrusola, imputado por la fortuna oculta de su progenitor que según El Mundo, que citó a fuentes del Gobierno, asciende a 1,800 millones de euros, obtuvo entre los años 2006 y 2008 “un provecho neto” de casi catorce millones de euros que le abonó el grupo de construcción IsoluxCorsán por participar en un negocio inmobiliario en México en el que su entrada no tenía ninguna “justificación racional comercial”.

En el documento dictado ayer, el juez rechazó el archivo de las actuaciones contra el presidente de la compañía, Luis Delso, que permanece imputado por blanqueo de capitales, fraude fiscal y falsedad en documento mercantil por las operaciones que realizó con las empresas de hijo mayor del ex presidente catalán, que admitió evadir impuestos durante 34 años.

De la Mata, que rechazó el archivo de la causa por encontrarse la investigación en una fase embrionaria y existir “indicios suficientes” de delito, señala que la operación más ventajosa para Pujol Ferrusola fue su participación en el proyecto inmobiliario Azul de Cortez, que se desarrolló en la Baja California Sur.

Su empresa, Iniciatives Marketing e Inversión, se incorporó al negocio en 2006 abonando 1.3 millones de dólares a la sociedad Juandro Consultores, que adquirió los terrenos en los que se iba a desarrollar el proyecto, a cambio de un 21.5 por ciento de sus participaciones. En 2008 vendió sus derechos en la operación por 15.2 millones de euros, que le produjeron un beneficio próximo a los 14 millones de euros.

Azul de Cortez es un complejo que se extiende sobre una superficie de 800 hectáreas junto al golfo de California, también conocido como Mar de Cortés, y en el que está prevista la construcción de un campo de golf diseñado por Greg Norman, una marina, dos hoteles con 280 habitaciones y unas 2 mil residencias de lujo destinadas principalmente al público estadunidense y canadiense.

Azul de Cortez engloba, además, un volumen de negocio superior a los tres mil millones de dólares, según lo certificado por las consultoras Lazard o Deloitte, y en su génesis se encuentra el hijo del ex presidente autonómico catalán.

Además, el magistrado también consideró que Pujol Ferrusola cobró en 2007 a esta misma constructora tres facturas supuestamente falsas por valor de 1.2 millones de euros por conseguir que la empresa se hiciera con la adjudicación del proyecto de construcción de la autopista Saltillo-Monterrey, con un coste total de 190 millones de euros.