Junta Electoral española ordena retirar banderas independentistas catalanas

La autoridad electoral española quiere que las banderas cesen de ondear en edificios como ayuntamientos y escuelas para mantener la neutralidad de las instituciones a una semana de los comicios ...
Manifestantes independentistas catalanes muestran una bandera "estelada" (independentista) en una acción de protesta en Barcelona
Manifestantes independentistas catalanes muestran una bandera "estelada" (independentista) en una acción de protesta en Barcelona (AFP)

Barcelona

La Junta Electoral española ordenó retirar las banderas independentistas que ondean en muchos edificios públicos de Cataluña, como ayuntamientos y escuelas, para mantener la neutralidad de las instituciones a una semana de los comicios municipales del 24 de mayo.

En medio del auge experimentado por el independentismo en la región en los últimos tiempos, muchos consistorios, especialmente de las zonas rurales, sustituyeron en sus edificios la bandera española por la independentista catalana, amarilla con cuatro franjas rojas y una estrella blanca sobre un triángulo azul, llamada 'estelada'.

Una asociación antiindependentista denunció estos hechos a la Junta Electoral que, en una sentencia divulgada el jueves, pidió su retirada alegando que "los poderes públicos están obligados a mantener estrictamente la neutralidad política y por tanto, deben abstenerse de colocar en edificios públicos (...) símbolos que puedan considerarse partidistas" durante la campaña electoral.

Los independentistas desafiaron la decisión. Su principal asociación, la ANC, pidió a los ciudadanos llenar de 'esteladas' los balcones de la región mientras que el partido secesionista Esquerra Republicana de Catalunya, segunda fuerza en Cataluña, llamó a todos los ayuntamientos a colgar estas banderas.

Aun así, el responsable de Interior del gobierno regional, Ramón Espadaler, señaló que "hay que dar cumplimiento a esta sentencia" y que los ayuntamientos afectados así lo harán.

Los partidos independentistas de la región quieren hacer una demostración de fuerza en estos comicios municipales con vistas a las elecciones regionales del próximo 27 de septiembre en Cataluña que, según el presidente regional Artur Mas, deben sustituir el referéndum de autodeterminación que no pudieron celebrar el año anterior por la oposición del gobierno central.

Si los partidos secesionistas obtienen una mayoría en esos comicios, Mas se comprometió a iniciar un proceso de separación que debería culminar a principios de 2017.