Juncker, candidato popular a presidir la Comisión Europea

El ex primer ministro luxemburgués encabezará la campaña del PPE en las elecciones del 22 al 25 de mayo, al imponerse al francés Barnier; el cantante Bono reclamó una campaña de solidaridad con ...
Jean-Claude Juncker pronuncia un discurso durante la segunda y última jornada del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE), hoy en Dublín
Jean-Claude Juncker pronuncia un discurso durante la segunda y última jornada del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE), hoy en Dublín (EFE)

Dublín

Los delegados del Partido Popular Europeo (PPE, centro-derecha), reunidos en Dublín, escogieron hoy al ex primer ministro luxemburgués Jean Claude Juncker como su candidato a la presidencia de la Comisión Europea. El ex primer ministro de Luxemburgo venció al comisario europeo francés Michel Barnier en su pugna por encabezar la campaña del PPE en las próximas elecciones europeas previstas del 22 al 25 de mayo, indicaron fuentes del congreso popular a la AFP.

"Estoy muy orgulloso de ser el candidato de este maravilloso Partido Popular", dijo Juncker, de 59 años, a los asistentes al congreso, entre los que estaban la jefa de gobierno alemana Angela Merkel y su homólogo español Mariano Rajoy, entre otros. "El debate interno se acabó, estamos en posición de empezar nuestra campaña. Perdimos mucho tiempo respecto a los socialistas pero vamos a recuperarlo muy pronto", dijo Juncker.

El grupo socialista eligió al actual presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, como su candidato a suceder a José Manuel Durao Barroso al frente del ejecutivo europeo hace ya meses, aunque no fue oficialmente investido hasta el sábado en Roma. La designación como presidente de la Comisión ya no es automática. En virtud del Tratado de Lisboa, los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea deben tener en cuenta a partir de ahora los resultados de las elecciones europeas para elegir la presidencia del ejecutivo.

Juncker, que se presentó como un hombre de consenso y se ofreció a "construir puentes en Europa", fue el primer ministro de Luxemburgo durante 19 años, hasta su derrota en las elecciones de 2013. Juncker es toda una figura en la UE. Lideró el grupo de ministros de Finanzas de la Eurozona en lo peor de la crisis y es un activo partidario de un Estado europeo federal. "Tengo la impresión", dijo en Dublín, "de que existe una gran separación entre los líderes europeos, la Unión Europea, y las opiniones públicas". "Hay que reducir esa distancia, que existe en cada uno de nuestros países miembros", agregó.

Junker denunció además la falta de solidaridad entre europeos -como hizo en una muy comentada intervención el cantante de U2, Bono- y que, tras años de ajuste fiscal "necesario", había llegado el momento de una "política orientada al crecimiento". El Partido Popular Europeo es el mayor grupo europeo con 74 partidos de 39 países y el primero en el parlamento europeo de Estrasburgo, con 273 escaños de 766. Sus miembros dirigen actualmente la Comisión Europea -ele ejecutivo comunitario-, con Barroso, y el Consejo de Europa -que reúne a los jefes de Estado y de gobierno comunitarios- con Herman Van Rompuy.

El célebre cantante Bono, de la banda irlandesa U2, pidió hoy a los líderes conservadores europeos que hagan más por ayudarse en momentos difíciles y se preguntó porqué no pedían que la gente fuera de vacaciones a España. El cantante y activista intervino en el congreso del Partido Popular Europeo que reunió en Dublín a los partidos de centroderecha europeos, entre ellos al jefe de gobierno español Mariano Rajoy y a su homóloga alemana Angela Merkel.

Lamentando que en Europa falte solidaridad, se preguntó: "¿dónde está nuestra campaña a escala europea para poner el foco en España, para animar a ir de vacaciones a España, para comprar bienes españoles, escuchar música española?". O, continuó, "¿para que U2 grabe un disco de flamenco?". A lo que él mismo respondió: "mejor que no...".