“Extravagante”, pensar en la extradición de Assange a EU

El fundador de WikiLeaks apeló en julio pasado la decisión de un tribunal de Estocolmo de mantener un mandato de detención europeo emitido en su contra.

Estocolmo

La idea de que el australiano Julian Assange pueda ser extraditado a Estados Unidos es "extravagante", dijeron ayer las fiscales encargadas de la denuncia por violación presentada en Suecia contra el periodista y fundador de Wikileaks.

Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, apeló en julio pasado la decisión de un tribunal de Estocolmo de mantener un mandato de detención europeo emitido en su contra.

En la respuesta a los abogados de Assange, las fiscales Marianne Ny e Ingrid Isgren recordaron por primera vez el riesgo de una eventual ex tradición de Assange hacia EU, pero lo descartaron ya que dijeron que nunca hubo ninguna iniciativa estadunidense en ese sentido.

"Parece extravagante creer que Estados Unidos haya esperado desde 2010 para poner en marcha un procedimiento, con la intención de presentar una demanda en Suecia más que en Gran Bretaña", dijeron las fiscales.

"Esa decisión de extraditar hacia Estados Unidos desde Suecia, imaginando que eso sea permitido en la ley sueca, exigiría igualmente el acuerdo de Gran Bretaña", agregaron.

La Corte de Apelación de Estocolmo debe comunicar su decisión durante esta semana y en el caso de que anulara el mandato europeo, Assange podría recuperar la libertad de movimiento.

La justicia emitió el mandato de detención en 2010 para poder interrogar a Assange a propósito de acusaciones de supuesta violación presentadas por dos mujeres, con las cuales Assange pasó algunas noches en sus respectivas casas, a invitación de ellas.

Assange pidió en vano ser interrogado en Londres o por videoconferencia, pedido que la fiscalía rechazó ayer.

En 2010, el portal político Wikileaks publicó 250 mil cables diplomáticos del Departamento de Estado de EU y 500 mil informes militares secretos del Pentágono sobre as guerras de Irak y Afganistán.

En agosto de 2012, el gobierno de Ecuador dio asilo político a Assange, pero Gran Bretaña le prohíbe abandonar su territorio a pedido de Suecia.