Juez procesa a representante argentino ante Banco Mundial

Guido Forcieri está involucrado en una causa por presunta corrupción, en la que el vicepresidente Amado Boudou también está procesado.

Buenos Aires

El representante argentino en el Banco Mundial Guido Forcieri fue procesado hoy sin prisión preventiva por un caso de presunta corrupción, en una causa en la que el vicepresidente Amado Boudou también está procesado, según el fallo.

El juez federal Ariel Lijo consideró suficientemente probado que "Guido Forcieri actuó como partícipe necesario de la negociación incompatible que alcanzó a Boudou", de acuerdo a un largo fallo de 189 fojas publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ), órgano de difusión del poder Judicial.

Forcieri, quien era jefe de gabinete de asesores de Boudou cuando éste era ministro de Economía en 2010, fue acusado de haber intervenido en el salvataje de la imprenta Ciccone Calcográfica, que tiene el monopolio de la impresión del papel moneda.

En esta causa, Boudou se convirtió en junio en el primer vicepresidente argentino en ser procesado en ejercicio de sus funciones, tras ser acusado de haberse quedado -a través de la empresa fantasma The Old Fund y de un testaferro- con el 70% de la empresa Ciccone, a cambio de haber intervenido para evitar la quiebra de esa firma.

"Contrario a lo sostenido por su abogado, Forcieri está lejos de ser un 'actor de reparto' en esta causa", señaló el magistrado, quien además trabó un embargo sobre los bienes de Forcieri por 200 mil pesos (USD 23,700), al igual que lo había dispuesto con Boudou.

La pena por el delito que se les imputa es de hasta seis años de prisión. Desde julio pasado, Forcieri vive en Washington ya que fue electo Director Ejecutivo del Banco Mundial, en representación de Argentina, Chile, Perú, Paraguay y Uruguay, señaló el magistrado en el escrito.

Boudou, a quien la oposición le pide que renuncie o tome licencia hasta que se esclarezca su situación, apeló el procesamiento y, mientras espera una resolución del caso, sigue ejerciendo la vicepresidencia y preside el senado argentino con apoyo de la mandataria Cristina Kirchner.