Putin celebra medalla de oro de Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin acudió a la Casa Holanda de Heineken a festejar la medalla de oro en patinaje artistico de Rusia, ahí se encontró con los reyes Willem-Alexander y Máxima de Holanda.

Sochi

El presidente ruso Vladimir Putin después de presenciar  al equipo de patinaje artístico de su país ganarla primera medalla de oro para Rusia en los Juegos de Sochi, fue a celebrar en uno de los establecimientos nocturnos más populares de la ciudad.

Putin pasó un rato en la Casa Holanda de Heineken, donde departió con Ireen Wust, quien se encontraba festejando su flamante título en los 3 mil metros del patinaje de velocidad.

"Me abrazó", dijo Wust a la televisora holandesa NOS. "Me felicitó y me preguntó si todo estaba bien en Rusia y le felicité porque Olga Graf había quedado tercera en los 3 mil metros. Estaba contento de verme, pero se tenía que ir. Pero nos dimos un abrazo".

Putin también se encontró con los reyes Willem-Alexander y Máxima.

La Casa Holanda de Heineken se ha ganado fama de ser uno de los sitios más populares de fiesta en recientes Juegos Olímpicos, con música en vivo y mucha cerveza para festejar cuando un atleta holandés ha brillado.

Una serie de recientes incidentes han afectado las relaciones entre Holanda y Rusia, incluyendo el arresto de un diplomático por la policía en La Haya y la detención de un barco con bandera holandesa y su tripulación que realizaba una protesta. Pero no se notó ninguna señal de tensión cuando Putin llegó al sitio y conversó en inglés con un reportero.

"Fantástico", dijo el mandatario ruso. "Muy bueno, con buena gente y buenos resultados... una fiesta excelente".