Uribe deja investidura de Santos por enviados de Maduro

El ex presidente de Colombia acusó al gobierno venezaolano de proteger a ‘narcoterroristas’ colombianos en ese país.
Los inconformes dijeron que se retiraban por la presencia de enviados de Maduro.
Los inconformes dijeron que se retiraban por la presencia de enviados de Maduro. (Tomada del Twitter de @SusanaCorreaBor)

Colombia

El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, actual senador, se retiró junto a su bancada del acto de toma de posesión del mandatario Juan Manuel Santos, aduciendo "abusos de poder" y la presencia de representantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"La bancada del Centro Democrático no participa en la toma de juramento del presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos Calderón, por los abusos de poder en su elección y por la asistencia de representantes de Nicolás Maduro", dijo Uribe a periodistas.

Maduro canceló este jueves a última hora su participación en el acto de posesión del segundo mandato de Santos, y envió en su lugar al ministro de Planificación, Ricardo Menéndez.

Uribe rechazó la presencia en Colombia del enviado de Maduro y recalcó que "el gobierno de Venezuela ha protegido la permanencia de narcoterroristas colombianos" en ese país y apuntó que en "Venezuela hay violación reiterada y sistemática de las obligaciones de la Carta Democrática".

El senador y expresidente, que se ha convertido en el principal opositor al gobierno de Santos y al proceso de paz que éste adelanta desde noviembre de 2012 con la guerrilla de las FARC, afirmó además que Venezuela lleva a cabo "un proceso de desaparición de la libertad de medios de comunicación" e intimidación a la oposición.

Los congresistas del derechista Centro Democrático acudieron al inicio de la sesión de juramento de Santos en el Congreso, pero se retiraron antes de que comenzara el acto formal con la presencia del reelecto mandatario.

La "arbitariedad del gobierno con la publicidad oficial" durante la pasada campaña presidencial, así como el supuesto "apoyo a la reelección" de Santos por parte de grupos rebeldes como las FARC y el ELN, fueron las otras razones esgrimidas por Uribe para que sus legisladores abandonaran el acto.

Santos asume este jueves su segundo periodo presidencial (2014-2018) con el principal objetivo de alcanzar un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), primer grupo rebelde del país con unos 8 mil combatientes, y con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), que cuenta con unos 2 mil 500 integrantes.