Jóvenes zelayistas bloquean calles y reclaman el triunfo

Simpatizantes de la candidata opositora Xiomara Castro se enfrentaron con la nueva Policía Militar; el presidente Porfirio Lobo visita en su casa al candidato oficialista Juan Hernández.
Los choques entre uniformados y jóvenes se registraron en Tegucigalpa y en la ciudad de San Pedro Sula.
Los choques entre uniformados y jóvenes se registraron en Tegucigalpa y en la ciudad de San Pedro Sula. (Jorge Cabrera/Reuters)

Honduras

Centenares de jóvenes protestaron ayer por los resultados de la elección presidencial de Honduras que dio ganador al derechista Juan Orlando Hernández, del oficialista Partido Nacional, mientras la candidata del opositor partido Libertad y Refundación (libre), Xiomara Castro, anunció que el viernes se pronunciará sobre lo que considera es “un fraude”.

Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, escribió ayer en su cuenta Twitter que “vamos a defender la voluntad popular expresada en las urnas” luego de que ayer, con 70% de las mesas escrutadas, Hernández se imponía con 34% de votos a Castro (29%) según el Tribunal Supremo Electoral.

Cubiertos con cascos, chalecos y escudos, un centenar de soldados y miembros de la recién creada Policía Militar, con la que Hernández promete parar la violencia criminal en el país, reprimieron con bombas de gas lacrimógeno y bastonazos a unos 800 estudiantes que bloqueaban un bulevar del este de Tegucigalpa, frente a la Universidad Nacional.

Intentando escapar, los manifestantes huyeron hacia el campus universitario, pero los agentes los persiguieron hasta los accesos al centro de estudios, desde donde lanzaron otra carga de gases, constató la prensa.

Tras los disturbios, la Universidad anunció la suspensión de clases los próximos dos días.

Grupos de estudiantes también protestaron en las afueras de la subsede de San Pedro Sula (norte), segunda ciudad del país, donde fueron desalojados por policías y militares.

Como coordinador de Libre, Zelaya, derrocado por un golpe cívico-militar de derecha el 28 de junio de 2009, desconoció el lunes los resultados del TSE, y argumentó que hay “serias inconsistencias” en 20% de las mesas, que corresponden a unos 400 mil votos.

Zelaya advirtió que los seguidores de Libre, partido que creó con militantes liberales y grupos sociales que protestaron contra su derrocamiento, están dispuestos a “ir a las calles si es necesario para defender la victoria”.

Hasta ahora Libre no presentó ninguna impugnación formal ante el TSE, que a su vez no ha declarado formalmente el ganador.

En tanto, el presidente saliente de Honduras, Porfirio Lobo y el candidato Hernández, abogado de 45 años, se reunieron ayer para revisar “el proceso de transición”, dijo Lobo a la prensa tras la reunión en la casa de Hernández, en la capital.

Según el TSE y su quinto boletín de resultados parciales, la tendencia del recuento de votos “es irreversible” a favor de Hernández.

En los comicios del domingo participaron nueve partidos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado de 2009.

Claves

Califican jornada

- Los observadores de la Unión Europea (UE) y de la Organización de Estados Americanos (OEA) calificaron ayer como “transparentes” y “confiables” las elecciones en Honduras, donde aventaja el oficialista de derecha Juan Hernández.

- “La votación y el resultado han sido transparentes”, afirmó Ulrike Lunacek, jefe de la misión de la UE, y destacó que el desarrollo de la jornada electoral fue “pacífico”.

- El líder de la delegación de la OEA, Enrique Correa, expresó que “existieron elementos que contribuyeron a la transparencia del proceso que dotan de confiabilidad a los resultados”.