Jornada de ayuno y rezos en Liberia contra el ébola

Suman 249 muertos a causa del virus.
Van 554 casos.
Van 554 casos. (Ahmed Jallanzo/EFE)

Monrovia

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, convocó a sus connacionales a rezar y ayunar entre miércoles y viernes para implorar la protección divina contra la epidemia del ébola, llamado que reunió a hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, en barrios de toda la capital.

“Estamos muy débiles y expuestos al virus. Nuestra suerte está en manos de Dios”, dijo James Watson, de 29 años, un pequeño comerciante del barrio Sinkor de la capital.

“Solo Dios puede salvarnos de esta enfermedad. Por eso rezamos y ayunamos para salvar la nación de esta calamidad”, añadió el joven, rodeado de personas que rezaban ante un edificio público.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó este viernes una emergencia de salud pública de “alcance mundial” e instó a la comunidad internacional a movilizarse contra la epidemia.

Sin embargo,  el organismo señaló que los países del oeste de África afectados por la epidemia “no pueden hacerle frente por sí mismos” e instó a “la comunidad internacional a aportar el apoyo necesario”.

Dos países en estado de emergencia, Liberia y Sierra Leona, pusieron en cuarentena tres ciudades en la zona contaminada.

La situación es particularmente grave en Liberia, donde Médicos Sin Fronteras la ha descrito como “catastrófica”.

Desde que fue descubierto, en 1976, el virus del ébola ha originado más de 20 epidemias, pero la que actualmente golpea África occidental, que comenzó en marzo el este año, es la más grave de todas: más de 960 personas han muerto de casi mil 800 casos registrados (confirmados, probables o sospechasos), según el último balance de la OMS difundido el viernes.

En Liberia se han registrado 554 casos, 249 de ellos mortales.