Joaquin llega a categoría 3 de huracán mayor: NHC

El ciclón, con vientos sostenidos de hasta 185 km por hora, amenaza potencialmente la costa este de Estados Unidos, el gobierno de Bahamas mantiene alerta.
En esta foto de satélite puede verse la evolución del huracán Joaquín, al este de las Bahamas
En esta foto de satélite puede verse la evolución del huracán Joaquín, al este de las Bahamas (AFP)

Miami

Joaquín ascendió a la Categoría 3 de huracán mayor el miércoles, orientado hacia las Bahamas, amenazando potencialmente la costa este de Estados Unidos, pronosticaron meteorólogos estadounidenses.

El ciclón, con vientos sostenidos de hasta 185 km por hora, se situaba a 145 km al este de la isla San Salvador en el archipiélago de las Bahamas, anunció el Centro nacional de Huracanes con seded en Miami (Florida).

Ante la proximidad del huracán, el tercero de la temporada del Atlántico, el gobierno de Bahamas mantenía un alerta para las zonas central y norte del archipiélago, para que la población ultimara los preparativos, y suspendió las clases en escuelas públicas.

"Se espera que el ojo de Joaquín se mueva cerca o sobre partes del centro de Bahamas esta noche (miércoles) y el jueves y cerca o sobre partes del norte de Bahamas la noches del jueves y el viernes", indicó el NHC.

Joaquín "se seguirá fortaleciendo" convirtiéndose en un huracán mayor, con destructivos vientos superiores a 178 km por hora, había advertido el NHC más temprano.

El huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de 5 lanzará fuertes lluvias sobre la región central de Bahamas de entre 250 y 375 mm, con hasta picos de 500 mm en zonas aisladas, mientras que otras partes del archipiélago cercano al estado norteamericano de Florida recibirán entre 125 y 250 mm de precipitaciones.

Además, las islas podrían verse afectadas por inundaciones costeras y marejadas que pueden causar "condiciones que ponen en riesgo la vida".

- Gran interrogante en EEUU -

El ciclón Joaquín se seguirá desplazando a 13 km por hora hacia el oeste en dirección a las Bahamas, pero los meteorólogos esperan que luego haga un pronunciado giro hacia el norte y se mueva en paralelo a la costa este de Estados Unidos.

Todavía hay mucha incertidumbre sobre si impactará las playas de Estados Unidos, porque mientras algunos modelos usados por los meteorólogos lo ubican cerca del estado de Carolina del Norte y Virginia para el fin de semana, otros lo muestran adentrándose en el Atlántico.

En vista de que "aún faltan más de tres días para la eventualidad, todavía no segura, de que toque tierra, es aún muy temprano para hablar de posibles impactos en términos de vientos, lluvia o inundaciones de Joaquín en Estados Unidos", escribió el NHC.

Pero aunque no golpee directamente, la costa sureste norteamericana podría empezar a sentir algunos efectos a partir del viernes.

Joaquín es la décima tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico, que comenzó en junio y finaliza en noviembre.

Hasta ahora dos tormentas han alcanzado la categoría de huracán, pero el meteoro más destructivo fue la tormenta tropical Erika, que dejó en agosto una treintena de muertos y cuantiosos daños materiales en la pequeña isla caribeña de Dominica.

La temporada de huracanes tiene su pico de mayor actividad en septiembre.

La Agencia Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) había pronosticado que la actual temporada sería menos activa de lo habitual, con un máximo de cuatro huracanes, sobre todo por el fenómeno de El Niño, que inhibe la formación de tormentas.