Jefe de diplomacia rusa inicia en Cuba gira por América Latina

Serguei Lavrov es esperado este martes en La Habana, primera etapa de un periplo latinoamericano que le llevará también a Colombia, Nicaragua y Guatemala.
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa en Moscú
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa en Moscú (EFE)

La Habana

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, es esperado este martes en La Habana, en la primera visita de nivel ministerial rusa tras el histórico anuncio del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

"Del 24 al 26 de marzo el canciller ruso (...) emprenderá una gira de trabajo por varias naciones latinoamericanas, entre las que incluye a Cuba, para evaluar las perspectivas de proyectos conjuntos", dijo la televisión cubana.

Por su parte, la cancillería rusa precisó que Cuba será la primera escala de una gira de Lavrov por la región, que también lo llevará "a Colombia, Nicaragua y Guatemala".

Esta será la primera visita de Lavrov a la isla, después de que Estados Unidos y Cuba sorprendieran al mundo anunciando el 17 de diciembre el inicio del proceso de normalización de sus relaciones, tras más de medio siglo de desconfianza y hostilidad.

Al respecto, la televisión cubana divulgó un comunicado de la cancillería de Moscú dando su "apoyo a las conversaciones entre Washington y La Habana", pero insistiendo igualmente en "el levantamiento inmediato del bloqueo (embargo) económico y comercial" que Estados Unidos aplica contra la isla desde 1962.

En una entrevista que concedió el sábado a la televisión rusa, Lavrov dijo estar "completamente convencido de que nada amenaza a nuestras estrechas relaciones estratégicas con Cuba".

El canciller ruso coincidirá esta vez en la isla con la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, quien llegó este lunes para impulsar las negociaciones destinadas a normalizar las relaciones ente Bruselas y La Habana.

Moscú y La Habana fueron estrechos aliados durante 30 años de Guerra Fría, hasta la desaparición de la Unión Soviética en 1991. Tras un distanciamiento bajo el gobierno de Boris Yeltsin (1991-1999), reanudaron sus lazos políticos y económicos, así como la colaboración militar.