Jefa de la DEA renuncia por escándalo de agentes con prostitutas

Michele Leonhart dejará el cargo a mediados de mayo luego del escándalo revelado a finales de marzo sobre que agentes de la organización participaron en fiestas con prostitutas.
Michele Leonhart, jefa de la DEA.
Michele Leonhart, jefa de la DEA. (Reuters | Archivo)

Washington

La directora de la agencia antidrogas estadunidense DEA renunció a su cargo, a raíz de un escándalo que involucra a agentes de ese organismo en fiestas con prostitutas en Colombia, anunció este martes un alto funcionario del gobierno.

Michele Leonhart, máxima autoridad de la DEA desde 2007, "me informó hoy de su decisión de retirarse y abandonará la agencia a mediados de mayo", dijo el secretario de Justicia, Eric Holder, en un comunicado.

Holder elogió la carrera de Leonhart y agradeció sus años de servicio, pero no hizo mención al escándalo desvelado en las últimas semanas sobre la actuación de agentes de la DEA en oficinas fuera de Estados Unidos.

Un informe del Departamento de Justicia reveló a finales de marzo que agentes especiales de la organización a cargo de la lucha contra el narcotráfico participaron en "fiestas de sexo" con prostitutas en el extranjero, particularmente Colombia.

Las fiestas habrían sido contratadas por cárteles de la droga, según testimonios de policías locales.

Durante una audiencia la semana pasada de la comisión de Vigilancia de la Cámara de Representantes, los legisladores destaparon nuevos detalles tras conocer un informe interno de la DEA.

Esa investigación reveló una historia de docenas de fiestas de agentes de la DEA con prostitutas, pagadas con fondos oficiales y celebradas en oficinas del gobierno estadounidense, que se remontan a 2001.

Esas revelaciones dibujan una agencia "fuera de control", dijo el congresista Elijah Cummings durante la sesión, en la que Leonhart fue interrogada.

La investigación sobre la DEA, el brazo de la lucha estadounidense contra los cárteles latinoamericanos que transportan droga, surgió a raíz del escándalo que estalló cuando un grupo indeterminado de agentes del Servicio Secreto estadounidense supuestamente contrató prostitutas en Cartagena, Colombia.

El caso involucró a unas dos docenas de agentes y personal militar, desplegados en esa ciudad para preparar la visita del presidente Barack Obama a la Cumbre de las Américas en abril de 2012.