Jeb Bush recauda cifra récord de 114 mdd para su candidatura

La impresionante recaudación, de la que 11.4 mdd se reunieron entre el 15 y el 30 de junio, revela el debilitamiento de los límites legales de financiamiento electoral.
Jeb Bush espera en un vestíbulo después de un acto de campaña en Henderson, Nevada, el pasado 27 de junio
Jeb Bush espera en un vestíbulo después de un acto de campaña en Henderson, Nevada, el pasado 27 de junio (AP)

Washington

El republicano Jeb Bush recaudó 114.4 millones de dólares desde enero en apoyo de su candidatura a la Casa Blanca, una cifra desorbitante que consagra el debilitamiento de los límites legales de financiamiento electoral.

La campaña oficial de Jeb Bush anunció hoy la recaudación, por su parte, de 11.4 millones de dólares entre el 15 de junio, día de la oficialización de su candidatura, y el 30 de junio, lo que supone una recaudación media diaria de 710 mil dólares.

La mayoría de las donaciones, 103 millones entre enero y junio, pasaron por uno de los llamados Súper PAC (siglas en inglés de Comité de Acción Política) llamado "Right to Rise", un tipo de organización capaz de recaudar donaciones sin techo: los donantes pueden contribuir sin límite, mientras en las donaciones directas al candidato, las aportaciones están limitadas legalmente a 2,700 dólares por persona en la carrera a las primarias.

La única diferencia es que el comité Súper PAC tiene que ser oficialmente independiente del candidato y no coordinar con él las acciones, sobre todo las de comunicación.

Sin embargo, aunque esta independencia se respeta en el papel, en la práctica son los consejeros más próximos de Jeb Bush quienes dirigen el comité "Right to Rise", una organización cuya creación fue anunciada por el propio Jeb Bush y para la que él mismo participó en recepciones de recaudación de fondos cuyas entradas costaban varias decenas de miles de dólares.

A titulo comparativo, la demócrata Hillary Clinton ha recaudado directamente 45 millones de dólares entre el 12 de abril y el 30 de junio, lo que constituye un récord para un primer trimestre de recaudación de fondos directa por parte de un candidato. Se calcula que lleva recaudados en total unos 70 millones de dólares.

El empleo de estos comités paralelos se ha convertido en norma habitual entre los candidatos a las presidenciales de 2016, muchos de los cuales les delegan incluso funciones enteras, como sondeos o publicidad.

Hillary Clinton cuenta ella misma con "Correct the Record", una oficina demócrata cuya misión es responder a tiempo real a los ataques y atacar a los adversarios de la candidata.

"Jeb Bush nos ha transportado verdaderamente al Lejano Oeste de los gastos electorales donde se burlan, se ignoran y se torean las reglas de financiamiento electoral en un abrir y un cerrar de ojos, y donde no hay limite para lo que se dona, y aparentemente tampoco para lo que se promete a los donantes", reaccionó Robert Weissman, presidente de la asociación estadunidense Public Citizen.

El otro aspirante que ha divulgado ya las cifras de recaudación para su campaña, algo para lo que tienen de plazo hasta el 15 de julio, es el también republicano Ted Cruz, quien ha anunciado que lleva 52 millones de dólares obtenidos para su candidatura, tanto personalmente como a través de su Super-Pac.

"Jeb está animado y agradecido por el tremendo apoyo temprano y el entusiasmo demostrado por su candidatura", dijo en una declaración el director nacional financiero de su campaña, Woody Johnson, que expresó su esperanza de obtener los fondos suficientes para divulgar "su mensaje y su visión de futuro" a todo el país.

Hijo y hermano de ex presidentes de Estados Unidos, Jeb Bush anunció en enero su intención de concurrir a las primarias y desde entonces no ha parado de recorrer el país con su comité de acción política para recaudar fondos y medir su respaldo popular, y finalmente confirmó su candidatura el 15 de junio.

Además de con Cruz, Bush deberá competir por la candidatura presidencial republicana, entre otros, con el senador por Florida Marco Rubio, con el ex gobernador de Nueva York George Pataki, el senador Lindsey Graham, el ex gobernador de Arkansas Mick Huckabee, el senador por Kentucky Rand Paul y el magnate Donald Trump.