Janet Yellen, una experta con fama de "paloma"

La primera mujer en presidir la Reserva Federal estadunidense, institución que acaba de cumplir un siglo de existencia, es una economista respetada, cercana a la élite económica progresista, que ...
Janet Yellen escucha a Barack Obama tras ser nominada hoy en la Casa Blanca para la presidencia de la Reserva Federal
Janet Yellen escucha a Barack Obama tras ser nominada hoy en la Casa Blanca para la presidencia de la Reserva Federal (EFE)

Washington DC -Baltimore

Janet Yellen, nacida en Brooklyn, a quien el presidente Obama nominó oficialmente hoy para dirigir la Fed, el banco central de Estados Unidos, es una economista respetada, cercana a la élite económica progresista, que ha pasado un tercio de su carrera en ese organismo.

Al elegir a Yellen, de 67 años, número dos de la Fed, el presidente Obama designa por primera vez a una mujer para presidir la Reserva Federal estadunidense, una institución que acaba de cumplir un siglo de existencia.

Considerada demócrata, Yellen pasó más de doce años en el corazón de la política monetaria de Estados Unidos. Es vista en el Comité de Política Monetaria (FOMC) más bien como una "paloma", más preocupada por el desempleo que por la inflación. Casada con un economista y cuyo hijo también está dedicado a la profesión, Yellen subió metódicamente todos los escalones de la Fed.

Tras cinco años de profesorado en la Universidad de Harvard, ingresó en la Fed por la puerta pequeña en 1977 en el equipo de economistas encargado de realizar análisis y llevar estadísticas para el directorio del banco. Formó parte de ese equipo durante dos años y fue allí que conoció a su marido, George Akerlof, futuro premio Nobel de Economía.

Doctorada en economía en la Universidad de Yale (este) en 1971, tuvo como mentor a James Tobin, también premio Nobel de Economía en 1981 y conocido por su idea de gravar las transacciones financieras internacionales. Yellen volvió en 1980 a la docencia en la Universidad de California (oeste), en Berkeley, hasta que el presidente demócrata Bill Clinton la eligió para ser una de las gobernadoras de la Fed en 1994.

En 1997 Clinton le pide que encabece el círculo de asesores económicos de la Casa Blanca hasta 1999. Reemplazó en el cargo a Joseph Stiglitz, crítico del liberalismo a ultranza, quien compartió en 2001 el Premio Nobel con su marido. Yellen vuelve en 2004 a la Reserva Federal, donde preside la rama regional de San Francisco hasta 2010.

Algunas le reprochan que no haya sabido dar voces de alerta sobre la burbuja inmobiliaria en una región que abarca California, Nevada y Arizona, estados que estuvieron en el centro del desastre de los préstamos de riesgo (subprime).

"¿Teníamos una comprensión total de las debilidades del sistema de titulación y de la manera en que ello afectaría al sistema financiero en su conjunto? No", admitió más tarde ante una comisión creada por las autoridades para comprender la crisis financiera de 2008.

Sin embargo, a partir de fines de 2007, fue una de las primeras en el seno del FOMC en diagnosticar, con ese tono profesoral que algunos le atribuyen, que "las posibilidades de un estrangulamiento del crédito y de que la economía cayera en recesión son cada vez más reales".

En el verano de 2009 su nombre es citado por primera vez para reemplazar a Ben Bernanke, designado como presidente de la Reserva Federal en 2006 por George W. Bush y mantenido en 2010 para un segundo mandato por Obama.

Ese mismo año Janet Yellen accede a la vicepresidencia del directorio del banco central por cuatro años. En el cargo será una de las mejores aliadas de Ben Bernanke, cuya política monetaria apoyo sin dudar. "La reducción del desempleo debe estar en el centro de la acción", repite.